Dejaron la Armada y la Policia para delinquir

  Actualidad

Dejaron la Armada y la Policia para delinquir

Los agentes no eran del Ejército ni de la Policía, sino delincuentes comunes que se disfrazaban para cometer sus fechorías. Eso sí, entre ellos había exuniformados que eran quienes los lideraban.

Incautación. Veinte prendas militares y otras tantas de la Policía fueron encontradas en los allanamientos.

Militares y policías en la carretera en controles inesperados. Lo que debía ser sinónimo de tranquilidad se convertía en momentos de terror. En realidad los agentes no eran del Ejército ni de la Policía, sino delincuentes comunes que se disfrazaban para cometer sus fechorías. Eso sí, entre ellos había exuniformados que eran quienes los lideraban.

Operaban en tres provincias: Guayas, Santa Elena y Manabí. Seguirles el rastro le tardó a las autoridades más de tres meses de investigaciones. Hasta que ayer cayeron.

La Policía Nacional informó de la detención de 14 personas que, usando uniformes militares y policiales, armaban falsos operativos de control en los que sometían a sus víctimas para robarles. La banda estaba liderada por alias Popeye, un exsargento de la Armada del Ecuador, reveló un oficial que actuó en la Operación Fortaleza 27.

El presunto líder de la banda y su hermano, un supuesto exmiembro de la Policía, fueron detenidos en viviendas de la ciudadela La Floresta y de las calles 29 y Vacas Galindo, en el sur de Guayaquil.

Otro expolicía también fue aprehendido, junto con otras 11 personas a quienes se vincula con el grupo delictivo.

De acuerdo con un informe de la UIAD, la organización se dedicaba al robo a personas, domicilios, vehículos, entidades financieras, asesinatos y tráfico ilícito de sustancias estupefacientes.

El mayor Paúl Cabrera, de la UIAD, señaló que en los allanamientos encontraron cuatro armas de fuego, entre esas una subametralladora, calibre 9 milímetros. También 55 municiones y una alimentadora.

Entre los capturados, registran detenciones el presunto líder, Ángel Herrera, por tentativa de homicidio; Édison Alcívar, por asesinato y asociación ilícita; Candy Del Rosario, por descubrimiento de infracciones; Urbano Catuto, por robo, extorsión y tenencia ilegal de armas; Javier Zúñiga, tenencia de armas y tráfico ilícito de sustancias estupefacientes, y Jorge Herrera, por descubrimiento de infracciones.

En cambio, los que constan con su primera detención son José Barzola, Jorge Vergara, Michel Freire, José Chóez, Diana Solarte, Carlos Cabrera, Álex Asencio y Julio Bazurto.

También se les halló droga