Daule mejoro en agua y drenaje, pero adolece de areas verdes

  Actualidad

Daule mejoro en agua y drenaje, pero adolece de areas verdes

Apoyados con maquinaria pesada, una cuadrilla de obreros acelera en estos días los trabajos de excavación y remoción de tierra en la vía principal de la T de Daule, un poblado donde la carretera toma enlaces con la cabecera cantonal y el cantón Salitr

Apoyados con maquinaria pesada, una cuadrilla de obreros acelera en estos días los trabajos de excavación y remoción de tierra en la vía principal de la T de Daule, un poblado donde la carretera toma enlaces con la cabecera cantonal y el cantón Salitre.

El siguiente paso será la colocación de tuberías que permitirán llevar agua potable hasta las viviendas de ese sector que hasta hoy se abastece mediante tanqueros.

La provisión del vital líquido por red pública junto con el acceso a alcantarillado y el drenaje pluvial están entre las obras de infraestructura y servicios básicos que han podido ser mejorados en Daule, uno de los cantones del Guayas que experimenta un sostenido crecimiento poblacional.

En los últimos años, la atención de estos servicios mejoró para los aproximadamente 150.000 dauleños, por acciones emprendidas por el Municipio local. La cabecera cantonal cuenta desde 2010 con una planta de agua potable que produce alrededor de 20.000 metros cúbicos.

Hace seis años, el suministro del líquido a través de red pública llegaba solo al 45 % de las viviendas; y apenas el 21 % de estas estaba conectado a la red pública de alcantarillado.

La red de distribución de agua y el sistema de alcantarillado cubren hoy toda el área urbana de la ciudad y se realizan trabajos para extender esos servicios a sectores rurales circundantes.

Con respecto al servicio de recolección de basura, en abril del presente año el Cabildo dispuso el cierre del botadero municipal de basura a cielo abierto, ubicado en el recinto San José, que producía contaminación y afectaba a poblaciones aledañas. Hoy el cantón dispone de una estructura para el tratamiento de desechos, en la parroquia Los Lojas, donde funcionará el nuevo relleno sanitario.

Pero en Daule aún persisten problemas que pesan en su desarrollo, según los testimonios que EXPRESO recogió en un recorrido por el sector.

El cantón guayasense tiene más de 180 recintos y caseríos dispersos en todo el territorio, conectados por vías secundarias y terciarias que se encuentran en mal estado de funcionalidad.

Da fe de la situación el alcalde de Daule, Pedro Salazar, quien anticipa que el mantenimiento vial es competencia de la Prefectura del Guayas. “En ocho años se han rehabilitado con carpeta asfáltica tres caminos vecinales. En el resto, lo que han hecho es reconformación con material pétreo en unos poquísimos caminos”.

Otra de las observaciones ciudadanas apunta al déficit de áreas verdes y espacios de recreación en la cabecera cantonal y las áreas rurales. Salazar afirma que el Municipio ha puesto especial atención para las mejoras, pero reconoce que falta por hacer. En áreas verdes, por ejemplo, dice que el cantón es deficitario en un 30 %.

El alcalde considera que han cumplido con lo más prioritario en obras de infraestructura y servicios básicos. Así, destaca que hoy más del 80 % de calles y avenidas de la cabecera cantonal son de hormigón rígido.

Obras futuras en la ciudad, con un costo previsto de $ 20 millones serán la construcción del nuevo malecón, la regeneración del acceso sur a la urbe y la edificación de un parque inclusivo para grupos de atención prioritaria, cuyos procesos de contratación ya iniciaron.

“El resto de trabajos le compete al poder central, que es el que debe establecer políticas para que el ciudadano tenga una mejor calidad de vida”, afirma Salazar.

VOCES

“Necesitamos buenas vías porque eso es importante para la agricultura. Queremos que nos solucionen el problema de los canales de riego, porque se taponan”.

“El agua potable es una de las obras más importantes que se están haciendo, pero faltan otras cosas. Por ejemplo, el recolector de basura llega muy poco por este sector”.

“La gente pide un parque y más áreas verdes. El agua potable es una de las buenas obras, porque antes comprábamos a los tanqueros y pagábamos $ 1,25 por cada tanque”.

El desarrollo inmobiliario de La Aurora

Desde 2014, Daule evidencia un desarrollo urbanístico en su parroquia satélite La Aurora, que está al sur del cantón y cercana a Guayaquil. En ese sector existen 27 urbanizaciones y 6 conjuntos residenciales, donde viven unas 70.000 personas, según información del Municipio dauleño.

El plan de desarrollo cantonal y de ordenamiento territorial 2011-2016 del cantón estimaba que, a 2015, unas 10.000 familias -que generan $ 45,7 millones del PIB de Ecuador, en valores corrientes- se mudarían a la zona de La Aurora.

Todas las urbanizaciones que se desarrollan en ese sector están reguladas bajo ordenanza del Cabildo de Daule.

Pedro Salazar

Alcalde del cantón Daule

“El cantón carecía de todo”

1. Ud. lleva 16 años como alcalde, ¿cuáles son las obras más importantes de su gestión?

Para mí todas son importantes, pero lo principal ha sido agua potable y alcantarillado sanitario y pluvial, porque esas obras dan salud y si es salud, es vida. Daule carecía de todo. No tenía agua potable, se le compraba a Interagua y llegaba por gotas; no había alcantarilladol; las calles no valían.

2. El cantón tiene cuatro parroquias rurales y más de 180 recintos. ¿Cuánto falta por hacer allí?

Lo grave en el sector rural es la vialidad, porque los caminos no sirven. Esto no le corresponde al Municipio sino a la Prefectura del Guayas. Pese a ello, en el sector de Boca de las Piñas hemos terminado un puente carrozable que, al no tenerlo dejaba aisladas 10.000 hectáreas de zona arrocera.

3. ¿Cómo han atendido el déficit de equipamientos comunitarios y áreas verdes?

Se han construido siete canchas sintéticas en la cabecera cantonal y en las cuatro parroquias rurales. Canchas de uso múltiple se han construido muchísimas, tanto en recintos como en parroquias. En áreas verdes, a lo mejor el déficit es de un 30 %, que lo vamos a trabajar en estos dos últimos años.