Cuarenta anos despues

  Actualidad

Cuarenta anos despues

Acabo de leer un pronunciamiento elaborado por ese conjunto de expresidentes latinoamericanos, ubicados políticamente del centro al centroizquierda, que se denomina Club de Madrid. Titulado: Un nuevo contrato social para una nueva generación democrática, sugiere el “aggiornamiento” requerido por los nuevos tiempos, aunque a mí me suena conocido puesto que en su esencia invoca un siempre imprescindible antropocentrismo en el marco de una moral social ejercida por ciudadanos dignos del nombre.

Lo inician señalando: “América Latina ha cerrado uno de los ciclos de mayor expansión económica de su historia (2002-2014), con escasas certezas, enormes retos, como la desigualdad económica y de acceso a derechos y un contexto internacional donde abundan las tempestades”. Añaden que “la necesidad de renovación es doble y urgente: alcanzar un pacto social que recupere la complicidad de una ciudadanía identificada con la democracia, pero desconfiada de sus instituciones, y un cambio del modelo de crecimiento que priorice la distribución de la riqueza y asegure la sostenibilidad económica y ambiental”.

Destacando que: “La democracia del siglo XX tiene que cambiar en el siglo XXI y los partidos también”; instan a “una nueva y bienvenida intolerancia con la corrupción” y advierten que “el fracaso de las expectativas de millones de ciudadanos puede exacerbar la crisis de legitimidad de las instituciones democráticas, ahondar la distancia entre representantes y representados y romper el contrato social. Factores que preparan el terreno para otros dos males recurrentes: los populismos y los hiperpresidencialismos”.

Concluyen clamando por: “Innovación, política, liderazgo y una nueva formación cívica que rechace el autoritarismo, la impunidad, la corrupción y la violencia; que asegure el derecho a un medioambiente no degradado; que extienda el progreso desde las élites a las bases, desde las ciudades a los campos, y que ponga en pie de igualdad a las comunidades indígenas”. Se trata de recuperar a las personas como centro de la acción política, como ciudadanos libres e iguales.

Buena propuesta.

huertaf@granasa.com.ec