Actualidad

Las cruces del Idolo antes del 2017

Cuando se es campeón, las responsabilidades cambian. Hay asuntos que pasan de ser competencias a obligaciones.

Celebración. En el último partido de la temporada, Barcelona se dio el lujo de otorgarle un penal a Máximo Banguera (verde), quien marcó su único gol de la pasada campaña. Festeja junto al artillero amarillo Jonatan Álvez (44).

Cuando se es campeón, las responsabilidades cambian. Hay asuntos que pasan de ser competencias a obligaciones. Se tiene que entregar todo desde el primer partido e ir por lo que aún no se ha podido concretar. Barcelona tuvo un 2016 de ensueño, pero el 2017 tiene que ser mejor.

En la dirigencia del Ídolo del Astillero saben que hay asuntos que se deben de pensar con meticulosidad. Desde la salida de futbolistas y parte del cuerpo técnico y la participación simultánea en dos torneos, obligan a sus mandamases a no cometer errores sobre la picada.

El primer obstáculo ya fue superado. Salió el preparador físico Gonzalo Barreiro del club y no tardó más de dos semanas en conseguir al sucesor, Rubens Valenzuela.

El uruguayo, llegado tras un pedido del mismo Guillermo Almada, tiene una trayectoria importante, sobre todo en México. Allí fue parte del cuerpo técnico de Atlas, Querétaro, León, Dorados, Atlético San Luis, entre otros clubes. En su país estuvo en Bellavista, Fénix, Colón y Peñarol.

Luego los amarillos se encuentran con la piedra de los futbolistas que dejarán el plantel. Si bien hasta hoy solo se ha cerrado la negociación de un titular (Anderson Ordóñez), las transferencias de otros elementos como Jonatan Álvez y Ely Esterilla estarían muy cerca de concluirse.

Ante esto, fichar a futbolistas importantes será elemental. Sí, es verdad que los toreros tienen un plantel con nombres relevantes; pero afrontar una Copa Libertadores extensa y un torneo nacional hasta diciembre obliga a que sus herramientas de trabajo estén al cien por ciento.

La pretemporada enrumbará al Barcelona 2017. Esta vez saldrá del país, con destino hacia Estados Unidos. Prueba de fuego para el nuevo miembro del cuerpo técnico y para las incorporaciones de la temporada. Cada club carga su cruz.

Problema

Salida de un miembro

El uruguayo Gonzalo Barreiro fue preparador físico del club torero desde 2015. Él llegó junto a su compatriota Guillermo Almada. El rendimiento físico fue un punto fuerte del Ídolo.

Jugadores que dejan el club

La salida de un zaguero (Ordóñez) y la posibilidad de que se vayan otros baluartes, como el mismo Álvez (goleador del club en 2016), obliga a reforzar bien por la doble competencia.

Una doble obligación

Barcelona deberá enfrentar doble competencia: Copa Libertadores y torneo ecuatoriano. En una tiene una tarea pendiente y en la otra deberá defender el título.

Soluciones

Llega otro experimentado

Tras la salida de Barreiro, otro charrúa llegará a ocupar su lugar: Rubens Valenzuela arribará al Ídolo tras una vasta carrera en México y en Uruguay.

Fichajes de gran nivel

En la defensa la dirigencia del club busca experiencia y el nombre que retumba es el del argentino Martín Nervo. Mientras que en ataque, Santiago García.

La clave será prepararse

La pretemporada es la antesala de la campaña futbolística. Deberá ser impecable para obtener iguales o mejores resultados que en 2016.

Un mercado complicado

Son tiempos de rumores y posibilidades. En el Ídolo del Astillero se viven estas dos a flor de piel. Aún sin saber el destino de algunos futbolistas, siguen sonando elementos para los amarillos.

Uno de ellos es Carlos Orejuela, quien tuvo una segunda etapa muy relevante con el descendido Mushuc Runa. Otro más que ingresa a la órbita de los canarios es el charrúa Cristian ‘Cebolla’ Rodríguez, actualmente jugador de Independiente de Avellaneda.

Asimismo, se ‘cayeron’ ciertas especulaciones. Cuando sonaba el nombre de Ariel Nahuelpán como refuerzo en 2017, el mismo jugador se encargó de desmentirlo al asegurar que se mantendrá en el Inter de Porto Alegre.

Otro que estaría lejos del campeón nacional es Michael Estrada, quien se quedaría en El Nacional por pedido de su presidente Tito Manjarrez.

Ayer en la mañana, la dirigencia renovó a Anthony Orobio por cuatro años más. Tiene 18 años y se proyecta como figura.

Toreros tendrían otros rivales

Barcelona sabe que deberá afrontar una pretemporada que será vital para lo que depara el 2017. Es por esto que el nuevo preparador físico del plantel, Rubens Valenzuela, contó varios detalles de lo que será.

Serán casi 20 días en Estados Unidos, donde el actual campeón del fútbol ecuatoriano disputará la Florida Cup y aprovechará para realizar trabajos intensos en los días libres.

“El torneo tenía asignados algunos lugares y queríamos ver si los mismos reunían las condiciones solicitadas por nosotros. Son muy agradables y con un nivel tecnológico muy bueno que nos servirá para estar muy bien desde el arranque del torneo, solo faltan detalles finales de los viajes”, aclaró Valenzuela.

El Ídolo del Astillero estará siete días en Tampa, luego cuatro más en Fort Lauderdale y después viajará a Orlando, donde se quedará otros siete más. Regresará el 23 de enero al país.

“Por ejemplo en Tampa entrenará Sao Paulo (Brasil) y Wolfsburgo de Alemania, y podríamos hacer algún partido amistoso entre ellos”, agregó Valenzuela, con la posibilidad de jugar con otros clubes en Estados Unidos.