Actualidad

Otro contrato petrolero ‘oscuro’

Petroamazonas y Schlumberger estrecharon lazos durante el régimen del expresidente Rafael Correa.

En 2015 el gobierno de Correa entregó la operación del campo Auca a Schlumberger bajo la figura de “servicios específicos”.

Otra afectación al bolsillo estatal. La negociación entre Schlumberger y Petroamazonas para brindar servicios al campo Auca deja ver irregularidades que perjudicaron los intereses nacionales. La petrolera ecuatoriana no presentó estudios previos para fijar los precios, omitió órdenes legales, modificó condiciones sin notificaciones y hasta dejó de cobrar multas a la transnacional de origen francés.

Lo dijo la Contraloría General del Estado luego de analizar los documentos firmados desde 2013. En total, Schlumberger se adjudicó 73,3 millones de dólares por la prestación de servicios complementarios en uno de los campos petroleros más atractivos del Ecuador.

Auca (bloque 61) procesa unos 64.000 barriles de petróleo diariamente.

El informe DNAI-AI-0588-2018, presentado a las autoridades de Petroamazonas el 28 de agosto, muestra que la empresa ecuatoriana buscó un contrato directo con la transnacional, en mayo de 2013, para que opere los “servicios de bombas eléctrico-sumergibles y equipos asociados”. No se buscó una mejor oferta, sino que se negoció solo con una empresa.

La justificación para omitir la participación de otros oferentes fue que Petroamazonas estaba asumiendo competencias por la fusión con Petroindustrial y en ese momento había demasiados procesos abiertos.

La falta de un concurso abierto no es la única novedad. Petroamazonas no pudo justificar con documentos por qué se fijaron 52,3 millones de dólares para los servicios. Es decir, Contraloría no encontró la estimación de costos básica para iniciar una contratación.

Más tarde, y sin que exista una aprobación de la gerencia general o del Directorio de Petroamazonas, se realizaron cambios en el objeto del contrato. Los mandos medios ampliaron las atribuciones de Schlumberger sin una aprobación escrita de las máximas autoridades ecuatorianas.

El monto pagado a la compañía francesa, tras los cambios y ampliaciones en el contrato original, aumentó en 21 millones de dólares.

A la falta de documentación y estudios que avalen el valor pagado, se suma el incumplimiento de la contratista. Según los términos firmados, Schlumberger debía capacitar al personal ecuatoriano para que opere en los servicios prestados en el campo Auca. Contraloría determinó, sin embargo, que el procedimiento de transferencia de conocimientos no se concretó. Los empleados ecuatorianos no recibieron, según el ente de control, la preparación ordenada por contrato.

Diario EXPRESO consultó con Schlumberger por las irregularidades detectadas. Sus voceros explicaron que ellos entregaron toda la información solicitada a la Contraloría y que continuarán colaborando con los trabajos de control. Prefirieron no pronunciarse ante los hallazgos del informe en cuestión.

Lo irregular

Multas

La falta de registros y controles en las multas provocó que Petroamazonas, según la Contraloría, no cuente con el cobro de 152.500 dólares por sanciones.

Tarifas

La contratista no emitió notas de crédito del 1,5 % a favor de Petroamazonas por variación del precio del crudo. Esa omisión causó una afectación de 389.391 dólares.

Cobros

EXPRESO consultó con Álex Galárraga, gerente general de Petroamazonas, y él confirmó que ya se cobraron las multas y las tarifas. Adelantó que hay más exámenes a los contratos suscritos.

html