Complicidad entre Gobierno y empresas en cita singular

  Actualidad

Complicidad entre Gobierno y empresas en cita singular

Otros ejemplos. La firma Ekokakao invertirá $ 10 millones en dar valor agregado al cacao. El sector de pesca renovará sus barcos (uno cuesta $ 35 millones).

Destacados empresarios de 114 compañías como La Favorita, Claro, Movistar y Holcim se reunieron en Guayaquil para firmar convenios de inversiones. Entre las autoridades asistieron el presidente de la República, Lenín Moreno; la vicepresidenta, María Aleja

Una cita singular entre empresarios y el Gobierno se dio en Guayaquil. Rostros que mantuvieron un perfil bajo durante 10 años asistieron ahora.

El ambiente era de complicidad. Los abrazos que se dieron las autoridades y los empresarios transmitieron la idea de que se olvidó el problema que los enfrentó en el pasado, cuando el exsecretario de la Presidencia Eduardo Mangas, dijo: “No vamos a ceder en nada, pero tenemos que dialogar, que se sientan escuchados”. Esa declaración inquietó al sector productivo, que por varias semanas elaboró propuestas para el Consejo Consultivo Productivo y Tributario. Pero ese impase se superó. Al menos es lo que se proyectó en la reunión de ayer, donde 114 importantes empresarios anunciaron sus planes de invertir $ 9.435 millones; y el Gobierno, no cambiarles las reglas del juego y darles apoyo.

Es tal la confianza entre el grupo del Gobierno y del sector productivo que hasta el ministro de Comercio, Pablo Campana, indicó que no será necesario crear una ley para repatriar capitales, “porque estos están llegando a partir de la transparencia y un verdadero plan económico”.

Campana calcula que un 80 % de la inversión que se va a realizar ahora, viene de un retorno de capitales.

No existe un monto exacto de cuánto dinero de capital tiene Ecuador en el exterior, aunque se estima en $ 30.000 millones.

Históricamente es inédito hablar de una inversión de $ 9.435 millones, sobre todo porque solo por exportaciones no petroleras el año pasado el país logró 12.208 millones de dólares. Entonces, sorprende el monto de inversión que proyectan hacer 114 empresas, de siete sectores económicos.

El Gobierno estima que la inversión que se hará va a generar más de 230.000 plazas de trabajo y un crecimiento del 1 % del Producto Interno Bruto (PIB) anual por cuatro años.

Entre los destacados empresarios que asistieron estuvo el presidente de Claro, Alfredo Escobar, quien dijo a Diario EXPRESO que la empresa ha estado comprometida a invertir, mucho más allá de los momentos políticos y económicos que ha cruzado el país. Ahora serán $ 450 millones, para impulsar la conectividad, el entretenimiento y el acceso a Internet no solo en las grandes ciudades, sino en las poblaciones con menos de 2.000 habitantes. La inversión se va a hacer en tres años y el monto puede crecer en función del desmontaje de las restricciones que afectan la capacidad de las inversiones y la seguridad jurídica que requieren los negocios para tener certidumbre.

El ambiente de complicidad para mejorar la economía del país también fue percibido por el exministro de Industrias Eduardo Egas, quien indicó que ahora se nota más entusiasmo y confianza. “Antes las inversiones se hacían con incertidumbre, se efectuaban para resguardar el mercado y no con la convicción que existe ahora”.

Para la presidenta de la Cámara de Industrias de Guayaquil, Caterine Costa, el sector productivo cree en el país y por eso ha apostado al desarrollo e hizo inversiones en el pasado, pese a que las políticas públicas no estuvieron enfocadas a estimular la producción y menos aún a atraer inversión. “Fue un tiempo en que Ecuador se ubicó en el puesto número 118 de 190 países en el ranking de la facilidad para hacer negocios. En ese entonces se invirtió de forma limitada por los cambios constantes de reglas, y eso se quiere dejar en el pasado”. Agregó que ahora se abren a las inversiones “con la convicción de que no se repitan las medidas asfixiantes del pasado”.

Por su parte el vicepresidente del Comité Empresarial Ecuatoriano, Kléber Sigüenza, resaltó que la firma de un convenio de inversión blinda al inversor, por si en el futuro se modifica una ley. Además genera una motivación para el cumplimiento de esos compromisos, para mejorar la economía del país.

La complicidad se evidenció más cuando los empresarios se pararon para aplaudir al presidente Lenín Moreno por su discurso, en el que destacó la importancia de la unión y la confianza.