Colombia inicia en Quito el final de su conflicto armado

  Actualidad

Colombia inicia en Quito el final de su conflicto armado

Las delegaciones se reunieron, la tarde de ayer, en la hacienda Cashapamba, al suroriente de Quito. El canciller Guillaume Long, en representación de Ecuador, les dio la bienvenida.

Quito. Juan C. Restrepo, Gobierno colombiano, Guillaume Long, canciller de Ecuador, Pablo Beltrán, del ELN.

“Todos debemos cambiar”, dijo el comandante del ELN, Pablo Beltrán, en el inicio de las negociaciones de paz entre ese grupo guerrillero y el Gobierno colombiano.

Las delegaciones se reunieron, la tarde de ayer, en la hacienda Cashapamba, al suroriente de Quito. El canciller Guillaume Long, en representación de Ecuador, les dio la bienvenida.

La decisión de Colombia y del ELN es, recordó el líder guerrillero, lograr una salida política e insistió en involucrar a la sociedad civil en las mesas de diálogo. También a los partidos políticos que están en contra de este proceso.

“Llamamos a los colombianos a participar en el logro de la paz. Invitamos a estar movilizados para dejar atrás la violencia”, sentenció.

El delegado del Gobierno colombiano, Juan Camilo Restrepo, dijo que Colombia no es el mismo país de las últimas décadas. “El de hoy es un país de renovadas esperanzas en el futuro, de unidad, de progreso, con desafiantes mandatos y expectativas de la sociedad. Hoy nuestra nación es un laboratorio universal de construcción de la paz”, dijo.

El Gobierno, agregó, será fiel al acuerdo suscrito en marzo de 2016. Su carta de presentación serán las agendas, los principios y procedimientos, subrayó. “No venimos a esta mesa a explorar: esa fase quedó atrás. El objetivo es suscribir un acuerdo final para terminar el conflicto armado y acordar transformaciones en búsqueda de una Colombia en paz y equidad”, aseguró.

La agenda del Gobierno colombiano y el ELN se estableció previamente para los próximos 45 días, que se espera duren esas conversaciones.

Esta tiene seis temas: participación de la sociedad, democracia, transformación por la paz, derechos de las víctimas, fin del conflicto e implementación. Los diálogos se iniciaron en medio de un amplio operativo de seguridad, de los conjuntos élites del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), antiexplosivos e inteligencia, y miembros del Ejército.

También en la mañana, de ayer, en la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE), se reunieron algunos grupos sociales de colombianos, que viajaron a Ecuador. Ellos pidieron ser parte de la discusión.

Luis Arias, dirigente de las Organizaciones Indígenas de Colombia, dijo que “tenemos que ser parte de este diálogo. Ahora, dialogan los enemigos, pero nosotros ponemos los muertos”, sentenció.