Christian Viteri: “Solo tuvimos media Asamblea”

  Actualidad

Christian Viteri: “Solo tuvimos media Asamblea”

Fue la cara de la lucha contra la corrupción en un partido donde la única mención al término era para negar su existencia.

Sus declaraciones orientaron las acusaciones contra la cúpula de corrupción en Petroecuador, que hoy tiene sentenciados.

Ni de aquí ni de allá. El exmilitante de PAIS termina la Legislatura como independiente, aunque aún distanciado de la oposición al Gobierno.

- ¿Se retira con la satisfacción del deber cumplido?

- Yo creo que quien debe calificar nuestra actuación son los ciudadanos. Pero, modestia aparte: he cumplido. Cumplí lo que dice la Constitución: legislar y fiscalizar. Lamentablemente el conjunto de la Asamblea incumplió el rol histórico porque solo fue media Asamblea. Legislar sin fiscalizar fue fallarle al país.

- ¿El fin de la Legislatura es también el fin de su carrera política?

- No. Es un inicio. Yo no pensaba ni siquiera arrancar una carrera política. Pero descubrí la vocación de servicio. Y si los ciudadanos honestos no se inmiscuyen en la tarea, tendremos a muchos Capayas haciendo política. Eso es lo que quiero evitar.

- ¿Viteri 2019?

- No necesariamente. Cuando el presidente Rafael Correa pidió mi expulsión de PAIS, yo dije que no me iba a afiliar a ningún movimiento hasta que terminara mi legislatura. Y militaré en la línea más cercana a mi ideología, la centroizquierda.

- ¿Se vestirá de naranja?

- No. Hay muchos partidos que llevan la etiqueta de centroizquierda y en la práctica no lo son. Mi alternativa podría ser juntar a grupos pequeños o intentar algo nuevo con ciudadanos honestos que no crean que los partidos tienen dueño.

- ¿Se decepciona de PAIS?

- El movimiento se desnaturalizó. Sobre todo cuando descubrieron que había corrupción en el gobierno. Eso puede haber en cualquier gobierno, pero lo malo es haberla querido esconder debajo de la alfombra. Eso causa decepción. Una profunda decepción por la complicidad ante la corrupción.

- ¿Qué hay de la oposición?

- Siempre lo dije: la oposición le queda debiendo al país. A mí me causó una fuerte impresión que en sus denuncias de corrupción nunca presentaran pruebas ni documentos. Al punto que ese trabajo lo tuve que asumir yo desde el partido de Gobierno.

- ¿Cómo describe a la oposición en una sola palabra?

- Vagancia.

- Así de duro...

- La oposición no estuvo tampoco a la altura de la historia. A tal punto que tenían la obligación, en las últimas elecciones, de tener las actas que respaldaran su denuncia de fraude. Y no las tuvieron.

- ¿Qué le viene al país?

- Creo que debemos ser optimistas, porque es un país con mucho capital humano. Yo, en lo personal, voy a iniciar una carrera política. A eso me dedicaré estos años.