Los chinos digitalizan su pasado

  Actualidad

Los chinos digitalizan su pasado

Esta comunidad presenta los libros sobre la llegada de los asiáticos a inicios del siglo pasado. La colonia local festeja el aniversario 109 de su fundación.

Exhibición. José Wonsang (izq.) muestra a algunos de sus paisanos copias impresas de los 4 libros históricos.

En alguno de los pisos del viejo edificio de las calles Eloy Alfaro y Mejía se conservan los originales de cuatro enormes volúmenes que recogen el registro -detalle por detalle- de los primeros chinos que arribaron al país.

En ese lugar fueron conservados a lo largo del tiempo como el mayor tesoro del gremio más antiguo de la comunidad de ciudadanos asiáticos residentes en el país, la Sociedad de Beneficencia de la Colonia China, fundada en 1908.

“Hay que reconocer que quienes estuvieron al mando de esta institución, a lo largo de su historia, pudieron darle un buen cuidado a estos antiguos e importantes libros para nuestra colonia”, dice José Wonsang Amen, presidente actual de la organización.

Es precisamente durante esta administración que se decide iniciar una nueva etapa en el cometido de conservación de estos libros, la mayoría con más de 1.000 páginas.

“Durante cerca de 18 meses, un equipo al mando de Carlos Zambrano Chang digitalizó página por página los cuatro libros”, asegura Wonsang, un ingeniero civil vinculado con el sector de la construcción y descendiente de chinos.

El proceso implicó previamente someter a una limpieza digital cada una de las páginas, dice Zambrano, quien también es miembro de la organización y es un técnico informático.

Precisamente, la presentación de las copias que se han sacado de los textos digitalizados serán presentados de manera oficial esta noche, cuando se realice una sesión solemne por un nuevo aniversario de la Sociedad de Beneficencia de la Colonia China.

“Será la primera vez que se presenten en público las copias. Las personas podrán observarlo. Los originales seguirán muy bien custodiados en nuestra sede”, dice Wonsang.

El pasado lunes, el gremio organizó una reunión con periodistas locales y con delegados de la Biblioteca Municipal para presentar estos trabajos.

“Estos son documentos muy importantes que no es posible encontrar en ninguna otra parte. Continuamente recibimos pedidos de información sobre estos datos y no los tenemos”, dijo Marcela Rodríguez, directora del área de Geneología de la Biblioteca Municipal.

En el detalle, estos antiguos libros aparecen con nombres como ‘Pasaporte que se confieren a los chinos que salen del Ecuador’ (dos tomos), ‘Salvoconductos a los súbditos chinos para desenvolver sus vidas con normalidad’, y ‘Datos personales de los chinos radicados en Manabí (Portoviejo)’.

Cada uno de los libros aparecen con el año en los que se recogió la información.

En el caso del primer tomo sobre el registro de los pasaportes de salidas, se menciona el año de 1920 a 1939, mientras que el de Manabí, se lo elabora en 1916. Uno de estos, el de los salvoconductos, aparece el nombre de Herman R. Dietrich, quien a finales del siglo XIX e inicios del XX actuó como cónsul de los Estados Unidos en Guayaquil.

Este norteamericano firmaba los salvoconductos a los súbditos chinos, documento que le permitía pedir la protección del Gobierno estadounidense.

En una de las páginas de ese libro, la 667, para ser más preciso, aparece registrado el nombre de Hilario L. Chum, el padre de Alfonso Chum Jurado, uno de los últimos presidentes de la sociedad de beneficencia que cumple años.

En esos libros aparecen los ingresos de los antecesores de muchos guayaquileños que llevan apellidos como Wong, Chang, Fong, Li, Lang, Long, Chu... Un verdadero vademécum del proceso migratorio de los chinos al país.

Una sesión para el festejo

La actual directiva de la Sociedad de Beneficencia de la Colonia China preparó para esta noche un homenaje a tres personas destacadas, vinculadas con la comunidad de asiáticos en la ciudad. Esto como parte de su sesión solemne por los 109 años de fundación institucional. Además de la danza de los Leones, habrá intervenciones artísticas. Se entregará una mención de honor post mortem a José Ching Jácome, uno de sus miembros recientemente fallecido.