Actualidad

Las celdas emergentes reemplazan al botadero de basura en Quevedo

Trabajo. Seis cantones de Guayas se beneficiarán con esta obra.

A partir del 2 de enero se iniciará la utilización de las celdas de emergencias del Proyecto de Gestión Integral y Aprovechamiento de los Residuos Sólidos.

Esto se da luego de dos años de haber mantenido una reunión en Quevedo, donde acudieron los representantes de 20 municipios que integran la mancomunidad Mundo Verde.

Hasta las celdas emergentes ubicadas donde antes era el botadero de basura de la ciudad llegarán además la basura de la zona norte, que conforman la Mancomunidad Mundo Verde: Quevedo, Valencia, Mocache, Buena Fe, Quinsaloma y El Empalme (Guayas).

Uno de los objetivos principales de la mancomunidad es terminar con los botaderos de basuras a cielo abierto que han existido por muchos años y empezar un tratamiento técnico a los desechos sólidos.

El alcalde quevedeño, Jorge Domínguez, recalcó que las celdas tendrán una duración de dos años, tiempo en el cual los municipios agrupados a la mancomunidad gestionarán los recursos respectivos con el objetivo de encontrar una solución definitiva sobre el procesamiento que se le dé a la basura.

Santiago Ruiz, delegado del Banco de Desarrollo, dijo que las celdas emergentes ayudarán a mitigar y a disponer eficazmente todos los residuos sólidos de manera técnica y evitar la contaminación ambiental.

El alcalde de Puebloviejo y presidente de la mancomunidad, Carlos Ortega, manifestó que el proyecto avanza por buen camino. Unas celdas similares se construyen en Ventanas, Vinces, Babahoyo y Balzar con un costo de un millón de dólares.

Una vez que se recepten los desechos sólidos se iniciará el cierre técnico. Los estudios fueron promovidos por el Instituto Nacional de Preinversión (INP), el Ministerio del Ambiente (MAE) y la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades). La consultora alemana GIZ International Services estuvo a cargo de su elaboración, cuyo costo tuvo 3,4 millones de dólares.

En Quevedo existen 15 recicladores registrados, los cuales pasarán a trabajar en la obra.

El coordinador indicó que Quevedo va a ser el centro integral de manejo de los desechos sólidos, el modelo a seguir por todo el país y la región. Dentro de Latinoamérica no hay una mancomunidad que esté integrada por tantos municipios y de manera integral, esto es desde la recolección de la basura desde las casas hasta las celdas.

Las personas y vehículos deben estar aptos para el recogimiento de la basura y va a ver horario y ruta establecidos para cada cantón.

Luego de la vida útil de las celdas emergentes, que es de dos años, se construirá un parque en el lugar.

Al concluir los estudios de la obra, la mancomunidad podrá implementar un modelo de gestión integral de residuos sólidos que contemple el cierre técnico de todos los botaderos a cielo abierto y la construcción de rellenos sanitarios optimizados YGV.