Caicedo: “Deseaba regalarle un gol a Noa desde que nacio”

  Actualidad

Caicedo: “Deseaba regalarle un gol a Noa desde que nacio”

Felipe Caicedo está feliz. El delantero se reencontró con el gol después de cinco meses, y lo hizo además en Ecuador, con la Tri. No marcaba desde 2015 con su selección, por lo que la noche del jueves pasado fue una de las que siempre recordará.

Caicedo: “Deseaba regalarle un gol a Noa desde que nació”

Felipe Caicedo está feliz. El delantero se reencontró con el gol después de cinco meses, y lo hizo además en Ecuador, con la Tri. No marcaba desde 2015 con su selección, por lo que la noche del jueves pasado fue una de las que siempre recordará. Tras una etapa dura, en la que no ha tenido minutos en su equipo, el Espanyol de Barcelona, el atacante recuperó la titularidad días antes de regresar a casa. Con estas dos buenas noticias, el jugador habló con EXPRESO. Confesó que sus goles tienen una nueva dueña, su pequeña hija Noa, a quien dedicó la celebración del tanto sumado ante Chile.

Felipe Caicedo está de vuelta al gol, la mejor noticia.

- Gracias a Dios. Todo es cuestión de tener fe en lo que uno hace. Uno tiene que estar tranquilo en que todo va a llegar. El fútbol es así.

- ¿El mejor regalo que le podía dar a su hija Noa?

- Llegó el gol más esperado. No tienes idea cómo lo había buscado. Yo creo que también fue porque desde que nació mi hija deseaba hacerle este regalo. Es algo que no se puede comprar y lo mejor es que lo disfrutaron todos. Ella es mi fan número uno, junto con su mamá.

- ¿Se llama Noa, pero en realidad le dice ‘osita’?

- Siempre le digo que es mi ‘osita’ (risas). Es tan linda. Una cosa es hablarte de ella y otra es verla. Todas las personas que tienen bebés me van a entender.

- ‘Felipao’ está ‘megachocho’.

- Creo que la palabra ‘mega’ te quedó corta, es algo más que eso.

- ¿La pequeña Caicedo también viste la piel de la Tri?

- Desde antes de nacer ya tenía lista su camiseta de la Tri con su nombre atrás. Y ya está tan grande que le queda.

- Al año volvió la alegría, igual que en 2015, cuando hizo el segundo gol en Argentina.

- Se dio otra vez y esto genera confianza. Lo más importante es que se ganó, eso es lo vital y por lo que trabajamos todos, del mismo modo fue importante que los hinchas hicieron fuerza desde afuera.

- Sorprendió con el festejo rascándote la barba. Antes hacía corazones con las manos.

- El festejo es exactamente tocándome las mejillas en honor a mi hija Noa. Ella tiene unos lindos cachetitos y está hermosa. Fue por ella.

- ¿Nunca perdió la fe a pesar de las lesiones que lo alejaron tanto tiempo de la Tri?

- La fe nunca se pierde. Eso jamás. Es una de las virtudes que tengo, que nunca pierdo la fe ni la esperanza en esta vida. Siempre hay que estar positivo. Eso tiene que ser en todos los aspectos de la vida.

- ¿La victoria hace que vuelva la tranquilidad?

- Una victoria siempre agrada, pone feliz a todos. Pienso que este grupo ya se la merecía por todo el esfuerzo y las ganas que tenemos de dar alegrías al país.

- Semana fabulosa. Jugó en el Espanyol y en la Tri.

- Aquí sí podemos decir humildemente que es una semana ‘top’ (risas).

- Ahora es momento de ir a Bolivia, donde hace tres años convirtió un tanto de penal.

- Sí, recuerdo que fue en el minuto 57, algo inolvidable. Esperamos estar a la altura del partido. Pero lo mejor sería que sumemos los tres puntos.

- ¿Entonces, se puede soñar con llegar al Mundial de Rusia, ese país que conoce tan bien?

- La verdad que sería lindo volver, con millares de ecuatorianos acompañando a la selección. Rusia me trae buenos recuerdos, y además llegar al Mundial es otro sueño que estamos trabajando partido a partido.

- Tuvimos una conversación antes del partido y me comentó que tenía fe en la victoria y el gol.

- Antes del partido sabía que daría lo mejor de mí para sacar un buen resultado. Siempre trato de dar todo.

La última. ¿Siempre usa atuendos de moda, el sombrero de ‘Felipao’ se ha hecho característico?

- Ya es un complemento que me identifica, yo creo que sí. Hablando en serio, es algo que me gusta.