Bonsais: arte de paciencia

  Actualidad

Bonsais: arte de paciencia

Todo árbol puede ser reducido con esta técnica milenaria, pero por estética sus hojas deben ser pequeñas.

El tamaño de estos árboles puede variar.

Esta práctica consiste en plantar un árbol en una maceta (bon = bandeja y sai = cultivar). Puede emplearla en ficus, veraneras y especies frutales como limón, tamarindo, entre otras.

El tamaño usted lo decide, el más grande puede medir 1,20 metros; el más pequeño 7 cm, indica Elizabeth Roca, presidenta del Club de Bonsáis de Guayaquil. Ella enfatiza que estos diminutos ejemplares pueden volver a la tierra y crecer con normalidad, pues no hay manipulación genética cuando se los trabaja.

Hágalo ud mismo

Siémbrelo por esqueje: a una rama ráspele un poco la corteza, humedezca el extremo y póngale una hormona para enraizar (viene en polvo y se vende en empresas de insumos agrícolas). Haga un hueco en la tierra y encaje la rama, cúbrala de tierra, riéguela y... allí prende. Verifique que la maceta tenga agujeros en la base para el drenaje y para atar la raíz principal (pivotante) al recipiente y se fije. En el fondo ponga una malla, luego haga una ‘cama’ de minipiedras de río, eche la tierra (mezclada con piedritas) y aplique abono, no directo al tallo porque quema las raíces, sino a la orilla de la maceta. Para que tenga forma se lo alambra con cobre grueso chino (lo consigue en Amazon). Para que no sufra la corteza fórrela de cintas de tela y en las ramas pequeñas use alambre de cobre fino, dice Cecilia Muñoz, miembro del club. Una vez al año. Saque la planta de la maceta, corte las raíces más allá de la mitad, y vuélvala a sembrar con tierra nueva y fertilizante.

Estilos básicos:

El recto formal (vertical) e informal (con curvaturas); el inclinado que se sale de su forma para recibir sol; la cascada que tiene mucha caída y la semicascada que no llega tan abajo como la anterior.

Otros: Los bosques (especies de varios tamaños) y el sembrado en roca. En este último se perfora una piedra pómez (con taladro o cincel). En los orificios ponga tierra, una planta pequeña y riéguela. Bajo la roca coloque una bandeja con agua, la piedra llevará el líquido a la planta (a manera de esponja).

Tips

- Mantégalo dentro de casa máximo 2 o 3 días. Recuerde que requieren aire y sol.

- Si están en exterior riéguelos a diario, y si no recibe sol, cada 3 días.

- Pode con tijera especial, pero especies como el pino se aconseja hacerlo con la mano para que no se oxide. Cuando defina su forma, intente mantenerla podándola.