Las bolsas chinas arrastran al mundo

  Actualidad

Las bolsas chinas arrastran al mundo

Elecciones. Alejandro Domínguez ocupaba el cargo interino en el organismo por Napout. Ayer en los sufragios fue respaldado.

Primer día en vigor de la ley y primer día en que se hace necesario aplicarla. En China, las autoridades aprobaron una norma para controlar el comportamiento de la bolsa e intervenir, mediante la suspensión del mercado, si la cotización sube o baja más del 7 %. Ayer era el primer día de vigencia de esta norma y ya tuvo que aplicarse. Las bolsas chinas estaban a -7 % cuando las autoridades suspendieron la actividad durante 15 minutos para contener la caída. No fue suficiente y se amplió la paralización a toda la jornada.

Una decisión que se trasladó, como onda expansiva, a todos los mercados del globo. Las bolsas de la zona euro, así como Wall Street y las latinoamericanas, vieron el reflejo de China en la caída de sus mercados.

En Ecuador, a pesar del inapreciable efecto que puede suponer para las bolsas de Quito y Guayaquil lo que ocurra en otros mercados foráneos, las consecuencias podrían sentirse en el sector real. Por un lado, porque la caída de las bolsas chinas venía justificada por el mal desempeño de las industrias del país asiático y siendo socio comercial de Ecuador, eso afecta al intercambio de mercancías.

Por otro lado, la moneda europea y de los vecinos, como Perú, también cerraron a la baja y eso abarata a la competencia, frente a un dólar apreciado.

La moneda peruana cayó ayer a un nuevo mínimo de casi 10 años, en línea con los mercados globales. El sol cedió un 0,26 %, a 3,422/3,423 unidades, su menor nivel desde las 3,431 unidades del 16 de enero del 2006. Eso se añade a la devaluación del 14,56 % que ya acumula desde 2015.

El euro también cayó frente al dólar. A pesar de haber iniciado la jornada con ganancias, la moneda de la zona euro cayó un 0,3 por ciento a 1,0829 dólares, desde un máximo de sesión de 1,0946 dólares.

Las materias primas fueron también víctimas del desempeño de las bolsas chinas. Si a la economía asiática le va mal, eso se traslada a los insumos, ya que China es un gran comprador. El reflejo se vio ayer en los productos agrícolas y en el cobre. También en el petróleo, cuyo desplome ha afectado gravemente a la economía ecuatoriana en 2015 con 7.000 millones menos de ingresos en exportaciones. Cerró ayer la jornada a 36,76 dólares, es decir, el barril de Texas (WTI), referente de Ecuador, cedió 28 centavos frente al cierre del jueves.

Un precio que, si bien supera al previsto para 2016 en el presupuesto (35 dólares), está muy lejos de la época de bonanza de hace dos años cuando cotizaba en torno a 100 dólares y Ecuador crecía a más del 4 % del PIB.

El porqué de la paralización

La caída fue consecuencia de malos indicadores relacionados a la contracción de la actividad manufacturera en diciembre, por quinto mes consecutivo. El Índice de Gerentes de Compra (PMI) de Caixin/Markit cayó a 48,2 en diciembre, por debajo de las expectativas del mercado de 49 y del 48,6 de noviembre. Las bolsas entonces abrieron con pérdidas hasta que alcanzaron un -5 % y se suspendió la actividad por 15 minutos. Eso generó más nerviosismo en los inversores que, tras reanudarse la sesión, empezaron a vender más. La caída sumó un 2 % adicional. Entonces se paralizó el resto de la jornada con un cierre de la bolsa de Shanghái a -6,85 % y Shenzhen, a -8,16 %.