Barcelona vuelve a perder en casa

  Actualidad

Barcelona vuelve a perder en casa

Leonardo Ramos puso un equipo B contra Técnico Universitario y esta decisión le pasó factura.

Los ambateños se aseguraron su lugar en la Serie A 2020 y Barcelona perdió la chance de clasificar directo a la Copa Libertadores 2020.

Barcelona volvió a caer en su reducto y cedió terreno en la clasificación directa a Copa Libertadores 2020. Eran una oportunidad de oro para que los amarillos lograsen sumar tres puntos, llegar al segundo lugar de la LigaPro y así dar la estocada final hacia el torneo internacional en al última jornada, contra Olmedo en Riobamba. Por su parte, Técnico Universitario se llevó un premio mayor, consagrando su permanencia en la Serie A del fútbol ecuatoriano.

El planteamiento inicial de Leonardo Ramos ya era un análisis curioso. Desde Beder Caicedo como central -una posición lejos de su hábitat natural como lateral- hasta un Ely Esterilla que se paseaba por todo el frente de ataque sin un rol claro, cuando su mejor versión ha sido la de extremo por derecha.

Barcelona ya selló su clasificación al playoff y Ramos prefirió reservar a sus estelares para la vuelta de este miércoles por semifinales de Copa Ecuador, pero lo cierto es que un triunfo ayer también lo acercaba a Copa Libertadores 2020, por lo que lo que llamó la atención la cantidad de cambios.

▶Lee también: La FIFA se pronunciará por el caso de Ariel Nahuelpán

Barcelona tenía la pelota, pero era complicado hilvanar fútbol desde el sector medular. No había un Damián Díaz, un Fidel Martínez o un Christian Alemán como enganche y eso lo sufría el Ídolo que tenía a un Angelo Quiñónez confundido y sin injerencia en ofensiva.

Técnico Universitario tuvo varias posibilidades de abrir el marcador en el Monumental, sobre todo por la velocidad que imprimían Iván Zambrano, Carlos Mosquera y Jefferson Caicedo.

La pareja de centrales amarilla no lucía cómoda y cuando debían ir en el uno contra uno, mayormente terminaban perjudicados. Sin embargo, Máximo Banguera estuvo para evitar cualquier sorpresa.

Ramos identificó sus errores y dio lugar a Martínez y Alemán para crear mayor fútbol. Pero lo que no iba a imaginar el DT torero era el gol tempranero de Zambrano y la expulsión de Caicedo. Esto le dio un giro favorable al Rodillo Rojo.

Con el tanto a favor y un jugador más, Técnico Universitario se replegó bien en su área y jugó con la desesperación de Barcelona, que no generaba peligro hacia el arco de Chávez.

El segundo tiempo estuvo trabado y a pesar de intentarlo, Barcelona no encontró la brújula en el Monumental.

La apuesta de Ramos no termina siendo favorable para Barcelona y arriesga su posibilidad de ir a Copa Libertadores. Hay cuatro cupos para el torneo, una para el campeón, otro para el subcampeón y dos más para los que cierren esta etapa en lo más alto. Ayer tuvo la oportunidad de oro de asaltar al segundo lugar y defender esa posición. Su suerte se definirá en los mata-mata.