Actualidad

Afros difunden la cultura chotena con fundacion

Desde parajes apartados y áridos, poblados por afroecuatorianos que luchan por vencer a la pobreza y discriminación.

Tradición. El grupo Marabú, en unos de los eventos

Desde parajes apartados y áridos, poblados por afroecuatorianos que luchan por vencer a la pobreza y discriminación. Ubicados en el norte del país, precisamente en el Valle del Chota y Salinas de Imbabura, proviene un grupo de profesionales que emigraron a Ibarra producto de las pocas oportunidades que se presentaban en su lugar de origen.

Ellos, preocupados por lo que ocurre con sus coterráneos, formaron con sede en Ibarra, la Fundación afroecuatoriana Piel Negra hace 17 años. Con el objetivo de difundir toda la riqueza cultural de su pueblo natal, estas 15 personas se formaron debidamente para un proceso que pretendía conservar las costumbres y tradiciones ancestrales de su comunidad.

La vestimenta, música, gastronomía y demás muestras de su antigua cultura no podían perderse bajo la influencia del mestizaje y la modernidad.

Uno de sus principales propósitos es eliminar la discriminación y difundir los derechos del pueblo afro de ese sector del país.

“Hacernos conocer, lograr el respeto para nuestro pueblo, conseguir becas educativas a un alto nivel, para que dentro de algunos años existan gran cantidad de profesionales afros salidos de estos sectores deprimidos en su economía, es lo que pretendemos”, argumentó Carlos Andrade, presidente de Fundación Piel Negra.

Para la ejecución de sus proyectos de ayuda u otros puntuales que se encaminan siempre en la misma positiva dirección cuentan con el apoyo del Gobierno provincial de Imbabura.

Organizan el carnaval de Coangue y el Día del Pueblo Afroecuatoriano, dos eventos que en la actualidad se celebran religiosamente en el Valle del Chota y que convocan la presencia de miles de turistas. Con este tipo de eventos brindan su aporte a los moradores, pues la asistencia de turistas contribuye a mejorar la economía de estos sectores invisibilizados y empobrecidos.

La institución está conformada por jóvenes multidisciplinarios que han presentado la diversidad del bagaje cultural del pueblo negro en manifestaciones como la danza, la música bomba, las bandas mochas, la poesía oral, la literatura, las artesanías, la gastronomía, los peinados tradicionales y la cosmovisión afro en general. Forman y cultivan los valores personales de los miembros del pueblo afro y crean talleres de capacitación y desarrollo comunitario.

Establecen una red de comunicación entre la Fundación, Municipio de Ibarra, Consejo Provincial, juntas parroquiales y grupos sociales. Han conformado espacios en donde se difunde toda la riqueza cultural afrochoteña.

Otro de sus proyectos emblema ha sido impulsar iniciativas turísticas con el objetivo de generar mejoras en la economía de las familias choteñas. Han logrado definir y brindar fuentes de trabajo, las que crecen a medida que se generan y efectivizan los diversos proyectos que beneficiarán a los moradores del Valle del Chota y Salinas, sectores con población 95 % afro.

“Mejorar el nivel de vida de todos los afros - choteños, para que dentro de algunos años se vea un incremento significativo de la producción integral y artística es uno de nuestros propósitos principales”, agregó Andrade.

Alrededor de 100 familias afrochoteñas se benefician económicamente a través del ejercicio gastronómico y artesanal durante los tres días del Carnaval, por ejemplo.

Este grupo de gestores culturales también prepara a grupos de jóvenes que buscan capacitación en el desarrollo de sus actividades, tales como grupos musicales, de danzas y folclore. (F)