Adolescentes son los protagonistas de la pelicula ecuatoriana Contigo Voy

  Actualidad

Adolescentes son los protagonistas de la pelicula ecuatoriana Contigo Voy

Culminaron las grabaciones de la cinta que se estrenará en 2020. El actor Christoph Baumann compartió su experiencia con los más jóvenes del elenco.

La cinta es una producción de Tamto Producciones en conjunto con HCJB.

El reconocido actor Christoph Baumann y el director Marco De La Torre entregaron su experiencia para que un grupo de jóvenes aprendan de ellos técnicas de actuación, los dos son parte del elenco de la película ecuatoriana ‘Contigo Voy’, que es protagonizada por adolescentes.

Joshua Fiallos, de 15 años; Joyci Fiallos, de 12 años; Karen Gregorich, de 15 años; y Antonio Tamayo, de 13 años llevarán los roles protagónicos en la cinta, que ya finalizó sus filmaciones. El largometraje ecuatoriano se espera que se estrene en 2020.

▶ Lee también: Cine internacional se proyectará en Guayaquil y Quito

La historia central cuenta la vida de dos familias que han sufrido separaciones. Los Guerra que vivieron el abandono del padre, que deja a la que era su esposa sola junto a sus tres hijos. También la historia de Arturo y Teo, papá e hijo, quienes llegaron al barrio después de la muerte de la madre del pequeño.

Los chicos comienzan una amistad en el barrio, sin saber que comparten el dolor por la una pérdida, aunque en circunstancias diferentes. Desde allí se desencadenará un sinnúmero de situaciones interesantes para las dos familias y que llevarán un mensaje de amor a través de la pantalla, puntualizó Tamara Torres, productora de la película.

La cinta es una producción de Tamto Producciones en conjunto con HCJB, que ya tiene a su haber otros títulos con los que han intentado entregar productos comunicativos positivos para el público, como lo fue ‘Tal vez mañana’ en 2017, agregó Torres.

Un total de 170.000 dólares fue la inversión que se realizó para el desarrollo de ‘Contigo voy’, los artistas que participan fueron escogidos a través de un casting abierto y las locaciones que se utilizaron fueron el Valle de Los Chillos y en los bosques de Calacalí, en Pichincha.

Baumann comentó que él tiene el personaje de un monstruo que vive en el bosque y que asusta a los niños, pero que los muchachos descubren que detrás de su imagen hay un ser bueno. Para él fue agradable compartir con ellos, pero reconoció que las filmaciones fueron complicadas, ya que él estaba saliendo de un problema de salud y no podía caminar con facilidad, sobretodo porque el terreno que a veces estaba húmedo.

Para él fue muy agradable compartir con los chicos e intentar enseñarles algo de lo que ha aprendido en más de tres décadas de carrera artística, le agradó ver el entusiasmo de los más pequeños por surgir en el mundo de la actuación y también le sorprendió la disciplina que tuvieron durante el rodaje.