Actualidad

Los que se van

La última semana, muy cerca de la fecha en que se deben cerrar los plazos para la inscripción de candidatos, se ha producido un remezón en La Unidad, que ha traído como consecuencia la declaratoria de su candidata presidencial, de que esta ha dejado de existir.

Al respecto se han tejido una serie de comentarios, algunos que hasta son un verdadero desborde de la mala imaginación.

Pero la consecuencia inmediata ha sido el abandono de esa coalición por parte del partido Avanza, que se había mostrado muy dispuesto a trabajar por la candidatura de Cynthia Viteri.

Sin embargo, la postulación de su presidente para el primer lugar en la lista de candidatos nacionales a la Asamblea se miró como un lastre para la candidata presidencial y no por otra razón que su colaboración de nueve años en cargos de primera línea con el correísmo.

Su separación ha dejado en el ambiente electoral una serie de especulaciones, cada una más tremenda que otra. Incluso se llegó a pensar por parte de algunos que la presencia del jefe de Avanza era una más de las maniobras del Gobierno para manchar de colaboracionismo a una oposición limpia, la más limpia en este aspecto de cuantas se han presentado para competir en la próxima contienda electoral.

De todos modos, la circunstancia de la presencia tan estrecha y alta del jefe de Avanza en el Gobierno, constituía una carga pesada para la candidatura de Viteri y su separación se veía venir para deshacerse de ella.

Se produjo, al fin, cuando Viteri asumió completamente la responsabilidad de su candidatura y produjo un serio cimbrón en Avanza, con la expulsión de su secretario general.

Al ser declarada La Unidad como fallecida por Cynthia Viteri y la recomposición de la estructura de su candidatura, queda una pregunta para el futuro inmediato: ¿en cuánto beneficiará o perjudicará esta circunstancia a la candidatura de Cynthia Viteri que ahora se califica como socialcristiana? Porque el jefe de Avanza ha manifestado que irán con candidatos propios para la Asamblea, pero no para la Presidencia de la República y no ha descartado la posibilidad de conversar con Viteri, pero ya completamente al margen de los compromisos de lo que fue La Unidad.

haroc@granasa.com.ec