El 40 % de las vias ira a manos privadas

  Actualidad

El 40 % de las vias ira a manos privadas

Según las autoridades, al menos 4.000 kilómetros, de los 10.000 kilómetros que conforman el sistema vial del país, pasarán a manos de los sectores privado y público (prefecturas). Las carreteras serán concesionadas o delegadas por parte del Ministerio

El 40 % de las vías irá a manos privadas

El Gobierno voltea a ver al sector privado, otra vez. Según las autoridades, al menos 4.000 kilómetros, de los 10.000 kilómetros que conforman el sistema vial del país, pasarán a manos de los sectores privado y público (prefecturas). Las carreteras serán concesionadas o delegadas por parte del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), en los próximos años.

El ministro del ramo, Paúl Granda, admitió ayer, durante la entrega, en delegación, al Consejo Provincial de Pichincha, de la vía Calacalí - La Independencia, que el país necesita recursos y las carreteras son una opción atractiva. “Estamos hablando de 21 corredores viales que podrían ser administrados por el sector privado”, explicó.

El funcionario aclaró, además, que los 6.000 kilómetros restantes (el 60 %) serán parte de un modelo de gestión desconcentrado que implemente el ministerio. No hay, todavía, detalles del mecanismo anunciado.

La decisión significa otro revés en la acción del gobierno de Lenín Moreno si se compara con la de su predecesor, Rafael Correa. En la entrega de ayer, por ejemplo, se revirtió lo hecho en la administración anterior. El Gobierno provincial retomará los trabajos de mantenimiento de la vía Calacalí-La Independencia que une la Sierra con la Costa y es alternativa a la Alóag-Santo Domingo. Esa labor estuvo más de cuatro años en manos del Gobierno central.

Granda precisó, en rueda de prensa, que la vía Guayaquil-Machala-Huaquillas ya está camino a una asociación público-privada.

Dentro de las prioridades del ministerio está, también, la Chongón-Santa Elena. Esa vía conecta Guayaquil con Salinas y planea conectarse a Playas. Su importancia radica en el desarrollo del puerto de aguas profundas de Posorja.

También está la Santo Domingo-Quevedo-Jujan, que conecta Quito con Guayaquil. “Son vías sumamente importantes que no entiendo por qué no se hicieron”, aseguró el funcionario público.

Para entregar o concesionar esas carreteras es necesaria una inversión previa. Por eso, indicó el ministro, se obtuvo un crédito de la Corporación Andina de Fomento (CAF) por 193 millones de dólares. El monto permitirá intervenir de manera integral en 1.000 kilómetros (ver infografía).

¿Cuál es la consecuencia para el usuario? La delegación de las vías determina también el establecimiento de peajes. El prefecto de Pichincha, Gustavo Baroja, confirmó la necesidad del cobro en las vías. “Lo dijimos en su momento, no es posible mantener carreteras, con servicios de calidad a los usuarios si no tenemos peajes, es imposible”, afirmó.

Baroja destacó que, en el tramo de su competencia, habrá al menos dos peajes de un dólar cada uno. El dinero que se recaude, enfatizó el militante de Alianza PAIS, será utilizado “exclusivamente” en el sostenimiento de la vía.

Presupuesto

Se estima que para lograr la rehabilitación integral de la vía se requiere de unos 18 millones de dólares que se financiarán con peajes. Los puntos de cobro se ubicarán en Calacalí y en Puerto Quito. Sin embargo, no se descarta un tercer peaje entre estos dos puntos. El ministerio debe avalar la necesidad.

Emergencia

El prefecto de Pichincha, Gustavo Baroja, anunció que se declarará en emergencia a la recién entregada vía Calacalí - La Independencia para iniciar los trabajos de mantenimiento. De inicio, adelantó, habrá una inversión de 300.000 dólares para el rebacheo integral de la vía. Está en mal estado.