Editoriales

Necesidad de un CNE confiable

Necesitamos un baño de transparencia. No podemos ir a elecciones desconfiando de la idoneidad del CNE ‘.

Que el fraude electoral sigue siendo una posibilidad en el mundo y de manera especial en América Latina, con excepciones como la de Uruguay, lo prueba lo que viene ocurriendo en Venezuela y lo recientemente acaecido en Bolivia, situación que dio al traste con el gobierno de Evo Morales, que intentó mantenerse en el poder violando el mandato que impedía una nueva reelección y manipulando los resultados electorales. En ese entorno de gran desconfianza, es inevitable incluir al Ecuador. Los más recientes procesos electorales han sembrado multitud de dudas y las denuncias aparecidas en los días que corren, respecto al comportamiento doloso de ciertos funcionarios responsables directos de la calidad de los mismos, las acentúan. También las pugnas entre los actuales miembros del Consejo Nacional Electoral. Aunque las recientes reformas al marco jurídico que regla los comicios han recibido una general aprobación es evidente, en cambio, que no goza de la confianza requerida el actual Consejo Nacional Electoral. “Una nueva normativa con los mismos ejecutores no es considerada procedente. ”Siendo posible que algunos de sus miembros sean sometidos a juicio político es conveniente que en la Asamblea Nacional no se escamotee la posibilidad de transparentar y superar las justificadas dudas actuales.