Columnas

Por qué el cerro Montecristi

Personalmente me importan mucho más los cientos de miles de niños, niñas y jóvenes que se están destruyendo por las drogas. Por eso el radar en el cerro Montecristi

El cerro Montecristi es una elevación situada en el cantón del mismo nombre, con aproximadamente 443 metros de altura. Su localización permite la colocación de un radar para ofrecer rastreo permanente al tráfico aéreo de las provincias de Esmeraldas, Manabí y Santa Elena. Su proximidad a la base aérea de Manta, casa del Ala de Combate 23 de la Fuerza Aérea Ecuatoriana, le da el complemento de pronta reacción para la interdicción de aeronaves sospechosas de actividades ilícitas.

La actividad ilícita relacionada con el tráfico de estupefacientes provocó que el Escuadrón 2313, integrado por los aviones Super Tucano, en el año 2019 apoye 4 operaciones de interdicción, 20 operaciones de reconocimiento de pistas sospechosas y la captura de 5 avionetas ilegales.

En el año 2020, aun con los limitados recursos disponibles, las operaciones de interdicción crecieron a 13, el reconocimiento de pistas sospechosas fue de 103 y la captura de avionetas de 2. Para el año 2021 los números siguen creciendo.

La labor de la FAE, en coordinación con otras agencias de seguridad del país, depende en gran medida de la información que se obtenga de agencias de inteligencia de otros países, pero aun con ello, tener ‘puntos ciegos’ para la detección de aviones ilegales hace muy complicada la detección completa, y sin duda se filtrarán objetivos.

La afectación real sobre el terreno del cerro es de apenas 2,25 hectáreas; es decir, la milésima parte del área total del cerro, y el total de madera extraída no llega a los 150 metros cúbicos.

A quienes afecta la interdicción, captura y judicialización de actividades ilícitas, la colocación del radar les representa un golpe durísimo. Quizá hay alternativas, como la compra de 3 aviones tipo Awacs a un costo cada uno de $ 270 millones, y la inversión de otros $ 80 millones en adecuaciones en tierra, repuestos, mantenimiento y entrenamiento a tripulaciones. Esto es algo que el país no tiene.

Personalmente me importan mucho más los cientos de miles de niños, niñas y jóvenes que se están destruyendo por las drogas. Por eso el radar en el cerro Montecristi.