Columnas

Un futuro circular

Desde plásticos a equipos electrónicos, alimentos y moda, los esfuerzos continúan impulsando una mayor circularidad’.

En la reunión del foro económico en Davos un eje central fue la economía circular. Los mismos días fui invitada a un taller de IICA y del Ministerio del Ambiente a revisar la agenda país y como están los países de la región avanzando hacia una economía más circular.

Usar menos recursos naturales, reducir la contaminación, enfrentar el cambio climático, mejorar la satisfacción del consumidor y ser más inclusivos, se busca como resultado de este modelo. Se opone a estos resultados la actual economía lineal, consumista, derrochadora, irresponsable y excluyente.

Urge en primer lugar liderazgo y decisión política, a lo que debe seguir la colaboración, la innovación y el compromiso de quebrar el sistema actual

Mi mentor, el señor Laniado, en otra de sus frases que marcaron mi vida decía: “No invente nada, vaya vea cómo lo hacen los mejores, y hágalo Ud. mejor”. 

Por eso hay que estudiar la iniciativa de la Comisión Europea con la estrategia de Cerrar el círculo, y extraerles el máximo valor a las materias primas, productos y residuos, fomentando el ahorro de energía y reduciendo las emisiones de carbono. 

Por otro lado, 50 líderes políticos y empresariales han creado la Plataforma para la aceleración de la economía circular, iniciativa que nos invita a rediseñar y a repensar nuestro futuro.

Google lanzó el concurso Economía Circular 2030 llamando a innovadores en el diseño de soluciones circulares; el Foro Económico Mundial está configurando un programa (Escala 360) para colaborar con los países y empresarios a mejorar sus soluciones circulares.

Desde plásticos a equipos electrónicos, alimentos y moda, los esfuerzos continúan impulsando una mayor circularidad. Muchos casos positivos ocurren en el mundo, los cientos de estudios y documentos de Davos están allí, a la mano de todos aquellos que se preocupan por el futuro de la humanidad. 

Hay un largo camino por recorrer, el reporte de la brecha de la circularidad dice que solo se reutiliza 9 % de los recursos en el mundo. ¿Por qué no comenzamos exigiendo a nuestros alcaldes seriedad con las políticas de reciclaje?