Negros nubarrones

  Columnas

Negros nubarrones

La libra esterlina cayó por debajo del dólar’.

La semana que terminó estuvo llena de malas noticias en general. En lo económico, instituciones como el Fondo Monetario Internacional, Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, Comisión Económica para América Latina, han revisado, hacia abajo, la tasa mundial de crecimiento del producto interno bruto, comercio exterior, etc. Para arriba, inflación, desempleo, tasa de interés, etc. Las bolsas de valores que se anticipan a los ciclos económicos vienen cayendo, pero colapsaron en la semana. El valor de las acciones, dependiendo del sector se han desplomado hasta 80 %. En EE.UU. el Fed (Banco Central) está decidido a acabar con la inflación aumentando la tasa de interés para producir una inflación controlada. Como ese es el país menos afectado, el dólar se ha fortalecido a nivel pocas veces visto en el pasado. La libra esterlina cayó por debajo del dólar. Al momento de escribir este artículo, se ha recuperado ligeramente a 1,08 por dólar. Lo mismo ha sucedido con el euro, yen, yuan y otras monedas. La situación en Europa es alarmante, por haber dependido irresponsablemente del petróleo y gas ruso, están tomando medidas drásticas que impactan las economías de esa región. La guerra entre Ucrania y Rusia se ha agravado. Se estima en más de 70.000 las pérdidas de soldados rusos. El reclutamiento de 300.000 jóvenes ha causado protestas masivas en su país. Vladímir Putin está acorralado, ha afirmado que usará misiles nucleares de enorme alcance, que no alardeaba y que su armamento es superior al de Occidente.

En lo político también hay nubarrones, la extrema derecha de Europa está incursionando en algunos países; en China seguramente Xi Jinping será electo por tercera ocasión y tiene aspiraciones imperiales. En América Latina, obsesionada por el péndulo político, está eligiendo a presidentes de izquierda.

¿Qué significa para Ecuador el incierto panorama externo? El dólar podría encarecer las exportaciones del sector privado, incrementar los gastos financieros en préstamos privados y públicos, disminución de inversión extranjera, entre otros golpes a la economía.