Columnas

Relatos mexicanos

“Si me han de matar mañana que me maten de una vez” es una expresión adjudicada a los mexicanos que, probablemente por la violencia soportada le rinden culto a la dama de la Guadaña’.

El camino de la santa muerte es el título de un libro de relatos, muy lejano de la ficción, que Daniel Barrezueta Narváez acaba de publicar para beneficio e información de sus lectores. El autor, quien ha publicado una novela de tipo muy realista, que parte de su propia experiencia vital y que titula El plan de Sidis, a más de un volumen con su creación poética, es un endocrinólogo guayaquileño especializado en el Centro Médico Nacional de México, lo que le permitió receptar y entender las más variadas situaciones y dramas que tienen su origen en el norte del país azteca. Lo que prima en estos relatos es la multiplicación de la violencia que se dio a lo largo del siglo pasado desde que tuvo lugar la Revolución mexicana bajo el liderato de Pancho Villa y Emiliano Zapata, quienes acabaron con la larga y despótica dictadura de Porfirio Díaz. Como consta en el texto informativo de la contraportada del libro de reciente aparición, se trata de “un texto con relatos escenificados en el desértico y bravío noroeste mexicano”. Como para recordar la vieja frase que posiblemente se acuñó en esas temporadas tan violentas de comienzos del siglo XX y que expresa, angustiosamente, lo de: “México, tan lejos del cielo y tan cerca de los Estados Unidos”. Y es que a raíz de la lucha revolucionaria que pretendía reivindicar el derecho de ese pueblo con una justicia social de la que había permanecido huérfana desde épocas coloniales, se generó una suerte de violencia por la entronización de los ávidos beneficiarios de ese gran evento social. Sobrevivió y aumentó la violencia con ese encubrimiento entre una política corrompida que mantuvo por décadas en el poder al PRI (del irónicamente autodenominado revolucionario) y el avance violento de la corrupción con la formación posterior de los poderosos cárteles de la droga, tal vez los más poderosos del mundo.

“Si me han de matar mañana que me maten de una vez” es una expresión adjudicada a los mexicanos que, probablemente por la violencia soportada le rinden culto a la dama de la Guadaña. En estos relatos casi a renglón seguido se suceden terribles crímenes individuales y colectivos. No olvidemos que durante las últimas elecciones seccionales más de sesenta candidatos fueron asesinado. A lo que hay que agregar el descubrimiento de fosas comunes con centenares de restos humanos.