Columnas

Fugas y marchas

Esto es manifestarse masivamente ante la sede del CNE para exigir el recuento de votos con la revisión de miles de actas que calificaron de inconsistentes...

Nos deja más que extrañados y, por ende, llenos de preguntas el conocer la manera cómo se movilizan miles de migrantes centroamericanos que huyendo de la miseria y la violencia que imperan en sus países se integran a extensas caravanas que cruzando miles de kilómetros tratan de llegar a México para luego cruzar la frontera norte y poder cumplir el llamado “sueño americano”. Dicho fenómeno migratorio, tal vez más intenso todavía, también se viene produciendo desde Venezuela. Los migrantes, que llegan a cinco millones nada menos, huyen de la crisis económica, social y política impuesta por el chavismo, donde reinan el hambre, la escasez y la falta de trabajo, con una moneda, además, depreciada al máximo. Decíamos que nos extrañaba esta masiva manera de “fugar”, sin hacer uso de vehículo alguno, caminando al parecer sin cansarse y superando el agotamiento tras larguísimas distancias recorridas, unos hacia el norte y los otros hacia el sur, con grupo familiares que, incluso llevan consigo niños de muy tiernas edades. ¿Dónde y en qué momento cumplen sus necesidades biológicas y cómo se alimentan y sacian la sed en el trayecto?

En nuestro país, pero sin tratar de cruzar sus fronteras, se llevó a cabo una muy larga marcha indígena, que partiendo de Loja terminó en la capital, cruzando varias provincias serranas en donde se iba engrosando la caravana, que no huía precisamente del hambre y la violencia sino que perseguía un objetivo. Esto es manifestarse masivamente ante la sede del CNE para exigir el recuento de votos con la revisión de miles de actas que calificaron de inconsistentes y, de esta manera lograr que el candidato finalista para la segunda vuelta, que enfrentará al presidenciable Andrés Arauz, sea Yaku Pérez, quien los lideró y dirigió durante largo trayecto, y no el banquero Guillermo Lasso que, según la proclamación oficial de los resultados electorales, llegaba por una mínima diferencia al balotaje que se cumplirá el 11 de abril.

La larga marcha indígena no tuvo el éxito deseado por la respuesta del CNE que con su decisión deja fuera de la contienda electoral al candidato de Pachakutik. Yaku Pérez acusa de fraude al CNE y cambia de organismo, apelando ante el TCE. “La lucha continúa”, afirma.