¡Cuidado con la tercera ola!

  Columnas

¡Cuidado con la tercera ola!

La salud es más importante que los mezquinos amarres que se han hecho para que gane el candidato oficial. ¡Nadie está preparado para una tercera ola de contagios!

Es ofensivo y agobiante para los ecuatorianos que en esta contienda electoral participen 4.312 ciudadanos como candidatos a asambleístas. En mala hora se le ocurrió a la Asamblea reformar el Código de la Democracia. Entre los principales cambios introdujeron el voto en plancha, lo cual constituye un atentado a la democracia, una verdadera canallada colectiva que nos arrebató el derecho a seleccionar a los mejores candidatos de entre listas. Por eso, me toca analizar esa voluminosa sábana electoral, para descartar, ya no candidatos, sino toda la lista; y por uno solo que no me guste ¡chao a la lista competa!

Mi depuración la empezaré con los que, de manera general, sienta que no me representan, como por ejemplo las modelos y los fantoches de relleno, que son reclutados por sus atributos mediáticos y faranduleros ¡Chao a los partidos que utilizaron esta burda estrategia! Continúo, y si dentro de la lista está una persona que tenga problemas con la justicia, juicios penales, o cualquier acusación relacionada con actos de corrupción, también la descarto, pues no comparto lo que hizo el CNE, al permitir que todo tipo de engrilletados participen en este proceso electoral ¡Chao varias listas! Otro de los puntos básicos para mí son la lealtad y principios, por lo que si en alguna lista encuentro visos de “camisetazos”, donde haya candidatos que han saltado de la izquierda a la derecha, sin que se les mueva un pelo, los descartaré por bailarines e impudorosos ¡Adiós a otro buen número de listas! Al final, luego de pasarlas por el cedazo, tendré muy pocas opciones, a las que les revisaré su formación académica y trayectoria profesional para ahí sí escoger la mejor alternativa posible.

La mala noticia es que con certeza no quedará casi nada; esas listas pasarán como granos de arena entre mis dedos. ¡Qué pena la Asamblea que se viene!

Mejor me cuido de la COVID, no quiero contagiarme. La salud es más importante que los mezquinos amarres que se han hecho para que gane el candidato oficial. ¡Nadie está preparado para una tercera ola de contagios!