Columnas

Covid-19, estamos en guerra

'A cuidarse y respetar las disposiciones de las autoridades, la salud y la vida son una prioridad'.

He escuchado a varios expertos médicos de distintos países indicar que, esta pandemia debe ser tratada como una guerra. No me parece que exageran, solo basta con mirar lo que pasa actualmente en Italia, los estragos que ha causado, al punto que los muertos se cuentan por miles, rebasando la capacidad de sepultarlos.

Para el manejo de la crisis, nuestro país debe tener una sola cabeza; en términos militares sería el equivalente a un general. Esta persona debe diseñar la estrategia a seguir, armar su estructura operativa, asegurarse de que todo el personal a su cargo siga sus lineamientos y reporten a él, mediante las diferentes estructuras que haya establecido. En las ruedas de prensa él debe ser la voz autorizada, tiene que ser médico con amplia experiencia, para que su opinión e instrucciones sean respetadas y seguidas. Noten que no hablo de recomendación, uso la palabra instrucción, porque así deben ser manejadas las disposiciones entregadas por la autoridad. No son opcionales, no es que yo me siento sano y entonces decido qué hago con mi vida y tiempo.

El tiempo debe pararse para todas las actividades que no sean indispensables, tales como la salud, exportación, producción, la distribución de alimentos, equipos médicos, medicamentos y otros rubros que no pueden faltar para sostener la salud y cuidado de nuestros conciudadanos.

En la estrategia, el elemento más preciado a cuidar es el ser humano, porque es el núcleo de la sociedad. Por lo tanto, no se debe escatimar ninguna medida de prevención para mantener a nuestra población lo más protegida posible. Debemos tener conciencia, no vivimos tiempos normales, cuesta adaptarse, pero es mandatorio hacerlo por el bien nuestro y el de los más cercanos.

El Gobierno debe ahora mismo fijar el ojo de las finanzas nacionales en la lucha contra la enfermedad. Esto es una causa de fuerza mayor y amerita aplazar cualquier pago de deuda externa en vista del estado de guerra que vivimos.

A cuidarse y respetar las disposiciones de las autoridades, la salud y la vida son una prioridad. Covid-19, estamos en guerra.