Construyamos puentes

  Columnas

Construyamos puentes

"Jamás va a imponerse un criterio sobre otro si no se lo discute, se lo analiza y se reflexiona lo positivo y lo negativo del mismo"

No construyamos muros. Entendamos bien que para salir de la crisis económica, ética, de salubridad, de falta de empleo es necesario que todos los ecuatorianos pongamos nuestra decisión y nuestra fe en que es posible lograrlo, actuando por encima de diferencias ideológicas, así como de las diversas maneras de entender los problemas.

Lo que tenemos que hacer es buscar sinceramente y a todo trance el diálogo, no de sordos, a fin de obtener soluciones positivas para todos. De esta manera se probaría una vez más que de la diversidad de criterios sesudamente analizados sale la luz. Jamás va a imponerse un criterio sobre otro si no se lo discute, se lo analiza y se reflexiona lo positivo y lo negativo del mismo. Esto, lamentablemente, no lo entienden muchos de los actores sociales de nuestro país .Y los resultados son negativos para el pueblo.

En estos momentos contemplamos el espectáculo doloroso de la Asamblea Nacional porque su presidente, Guadalupe Llori , cuando fue designada para tan altas funciones puso en evidencia un ánimo conciliador del organismo que iba a dirigir y dijo que trabajaría mancomunadamente con el Ejecutivo en todo lo que significara avance para el país. Pero con el pasar de los días, en Riobamba, ciudad en la que sesionó la Asamblea el 11 de septiembre, en su discurso de orden ella tuvo frases que demostraron que construía un muro en lugar del puente que ofreció hacía poco. ¿Por qué y para qué calificó, antes que los proyectos de leyes del Ejecutivo lleguen a la Asamblea , como que eso era un chantaje? El Ecuador, en abril de este año, votó por un cambio que el Gobierno en apenas 100 días ha demostrado que lo desea efectuar con el apoyo de todos. Quienes no coinciden con las propuestas del Gobierno, con frontalidad deben aceptar ir al diálogo para allí exponer las suyas con la seguridad de que saldrá “humo blanco”, antes que lanzar amenazas que a nada positivo conducen.

Ojalá se entienda que la fuerza de la razón es superior a la razón de la fuerza.