Reflexiones sobre los Mandamientos de la Ley de Dios

  Cartas de lectores

Reflexiones sobre los Mandamientos
de la Ley de Dios

Los 10 Mandamientos son como un camino de vida que Dios reveló a su pueblo. I )Amar a Dios sobre todas las cosas y como hermano a tu prójimo: nos pide que lo adoremos con prácticas de virtudes morales y teologales. II) No jurar el santo nombre de Dios en vano: no hacer ningún juramento tomando su nombre como testigo de una mentira piadosa. III) Santificar las fiestas: santificar domingos y días de guardar para brindar culto a Dios, días de reflexión familiar; así nos enriquecemos con la comunicación y vida de oración. IV) Honrar padre y madre: nos recuerda el compromiso de honrarlos, respetarlos y demostrarles amor. V) No matar: la vida humana es sagrada. Condena moralmente las prácticas inmorales; debemos combatirlas con humana integridad. VI) No cometer actos impuros (como adulterio): evitar momentos que ofenden a Dios y que muchas veces se practican por satisfacción. VII) No robarás: practicar siempre justicia, cumplir las promesas y contratos adquiridos, no tomar lo que no nos pertenece; evitar la corrupción y el trabajo mal hecho. VIII) No levantar falsos testimonios ni mentir: la palabra debe usarse para expresar la verdad. El perjurio, calumnia, ironía y maldad destruyen al individuo, faltan al honor del prójimo; lo debemos evitar. IX) No consentir pensamientos ni deseos impuros: tener pureza interior de corazón, personalidad moral, disciplina en los sentidos y en la imaginación. X) No codiciar los bienes ajenos: la naturaleza nos impulsa a desear cosas que no poseemos, a tomar injustamente lo que no nos pertenece (avaricia, envidia, ambición).

Martha Reclat de Ortiz