Ómicron. Altamente contagiosa pero de baja letalidad

  Cartas de lectores

Ómicron. Altamente contagiosa pero de baja letalidad

La afectación por ómicron, por su elevada contagiosidad pero baja morbilidad, sumado al avance del proceso de vacunación en otros continentes, más las medidas de bioseguridad, podrían lograr la inmunidad grupal o de rebaño hasta principios de 2023, poniendo fin a la pandemia a nivel mundial, de acuerdo a la opinión de científicos muy serios como el neumólogo Dr. Javier Zuleta del Hospital Monte Sinaí de Nueva York, la reputada viróloga Ana Fernández-Sesma y otros. En nuestro país, frente a la cuarta ola, las variantes ómicron, delta, el incremento sostenido de casos, muertes y el 50% de camas UCI ocupadas, insistimos en: vacunarse, seguir las normas de bioseguridad, aplicar la dosis de refuerzo lo más pronto posible a mayores de 40 años y pacientes con comorbilidades; prohibir reuniones masivas, fiestas clandestinas; aforo controlado (en locales cerrados 50 %, en el transporte y locales abiertos 70%), previa presentación del carnet de vacunación. Ley seca desde 22h00 hasta 6h00 fines de semana y feriados; control pico y placa para movilidad más aforo limitado. Estas medidas deben mantenerse durante 2022, año clave, ya que de llegar ómicron a ser la variante dominante a nivel mundial, por la baja letalidad mostrada hasta el momento, más la vacunación, podría darse el control definitivo de la pandemia. Desde su inicio, la colegiatura planteó estas y otras medidas, y se las pasó por alto. Lo que advertimos se ha cumplido al pie de la letra.

Dr. Francisco Plaza Bohórquez