Cartas de lectores

El uso legal de armas

Limitando el acceso a armas legales, los delincuentes se arman más rápido que las personas comunes...

Hace más de 12 años, el uso ilimitado de armas era sin mayor control, a tal punto que una persona podía tener varios permisos, y existían múltiples fabricantes artesanales en Chimbo y en otros sectores del país. Luego se otorgaron permisos de fabricación a los artesanos, con el control de calidad y números de serie a cada arma, como también la venta legal para las empresas de seguridad. Cuando ya se tenía el control aceptable de fabricación y de porte de armas nacionales existió el decreto del no uso de armas nacionales. 

Sin embargo hace más de 12 años se mantiene el impuesto del 300 % a la importación legal de armas y municiones, luego la restricción de importación. Se prohibió el permiso de porte de armas a ciudadanos honestos, pero aún no se ha socializado ni motivado el permiso de tenencia. El que la víctima se defienda es un costo para el delincuente (puede morir). La elevación de costos reduce la cantidad de delitos. Rara vez un asalto o un asesinato se produce con un arma con licencia.

Limitando el acceso a armas legales, los delincuentes se arman más rápido que las personas comunes, con lo cual se produce un desbalance de fuerzas, no hay equilibrio y los crímenes violentos comienzan a crecer.

John Garaycoa Cárdenas