Otra decepcionada

  Cartas de lectores

Otra decepcionada

Aparentemente el puesto le quedó demasiado grande

Lo que vemos que está sucediendo en el país últimamente es inaudito, inconcebible.

La última perla la puso un juez de Manglaralto que le da la libertad a la segunda rata, con el perdón de la especie que no merece ser comparada con semejantes alimañas, más inmunda.

Sorprenden las últimas designaciones en el Gabinete, donde desde el primer día han estado enquistados los siervos de Belcebú Correa y cada vez aumenta su número.

El narcotráfico y los crímenes imparables; y el famoso radar de Montecristi quedó como decoración.

Dicen que las bodegas están a tope con la droga y nadie intenta incinerarla.

Don Naza se pasea muy orondo por el Ministerio de Defensa, con identificación de visitante.

¡Qué decepción señor Guillermo Lasso!

Los millones de ecuatorianos que votamos por usted con tanta ilusión, creyendo que usted enderezaría al país y nos libraría de la lacra de los anteriores 14 años, ahora nos sentimos burlados y estafados.

Aparentemente el puesto le quedó demasiado grande.

Lourdes Meloni de Rojas