Comisión de la verdad, ¿para qué?

  Cartas de lectores

Comisión de la verdad, ¿para qué?

¿Si tanto conocen de "la verdad", por qué no la dicen sin necesidad de ninguna comisión?

¿De qué verdad podría tratar la hasta ahora inexistente comisión de la verdad? ¿Acaso ya no está dicha la verdad en las sentencias dictadas en los respectivos juicios penales? ¿Qué otra verdad puede surgir de la tan deseada comisión de la verdad? ¿Acaso quieren forjar, los comisionados, la "verdad verdadera" que ellos estimen conveniente? ¿Por qué propugnan tan vehementemente que se conforme esa comisión, que a no dudarlo desea echar abajo la única verdad que consta en las sentencias ejecutoriadas? ¿Si tanto conocen de "la verdad", por qué no la dicen sin necesidad de ninguna comisión? ¿Pretende la comisión constituirse en órgano superior de justicia para declarar a los sentenciados como "santos inocentes"? En definitiva, solamente el cinismo y todos sus sinónimos justificaría la creación de tal comisión de la verdad. 

Nota: 

Señora presidenta de la Asamblea, sírvase disponer que por Secretaría se dé lectura a estas interrogantes para conocer qué responden los honorables, con toda honorabilidad. 

Guillermo Pérez de Castro