Cartas de lectores

Carta de la Agencia de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria

Ante las imprecisiones del doctor Luis Sarrazín, en su artículo “Regionalismo”, publicado en su edición del 22 de septiembre del presente año, me veo en la necesidad de efectuar varias puntualizaciones.

Con el objetivo de garantizar la protección de la salud de la población e impulsar el desarrollo del sector productivo nacional, la ARCSA ha emprendido procesos administrativos eficientes que han permitido, en apenas dos meses de gestión, bajar de 17 mil trámites en 2017 a 8817.

Actualmente, la institución atiende 7730 trámites mensuales, frente a 3500 que se realizaban el mencionado año. Cabe destacar que se optimizó el proceso de Notificación Sanitaria Obligatoria de cosméticos, que hoy se ejecuta en 7 días cuando antes duraba varios meses. Las solicitudes de Buenas Prácticas, que desde 2016 a junio de 2020, tomaban de 8 a 17 días, con la actual administración se la obtienen en tan solo de 4 a 7 días.

Hemos disminuido de manera sustancial el tiempo de respuesta en las solicitudes de Buenas Prácticas para establecimientos farmacéuticos y dispositivos médicos; anteriormente duraban de 7 a 42 días, ahora no superan los 6. De esta manera agilitamos los procesos y fomentamos el desarrollo de la matriz productiva. Construimos políticas públicas para alcanzar el nivel más alto y convertirnos en una Agencia Reguladora de Alta Vigilancia Sanitaria, con la implementación y ejecución de normativas que mejoren los procesos para registros alimenticios, cosméticos, médicos y productos naturales, proyecto que desde 2017 se encontraba paralizado.

Esta institución no contaba con visores ni análisis estadísticos gerenciales para la óptima toma de decisiones, que en la actualidad los hemos implementado. Pasamos de ser una agencia sancionadora a una que apoya el crecimiento de la economía del país, con planes de emprendimientos óptimos y asequibles.

Dr. Mauro Falconí García