Ocio

El secreto: "Atrévete a soñar"

El filme protagonizado por Katie Holmes estará en las salas de cine del país desde este viernes.

Katie Holmes y Josh Lucas
Katie Holmes y Josh Lucas estelarizan este filme basado en el libro de Rhonda ByrneInstagram

En el año 2006, Rhonda Byrne escribió su libro de auto-ayuda y en el cual se basa El secreto: atrévete a soñar, obra que fue traducida a 50 idiomas, vendió 130 millones de copias y se mantuvo durante 190 semanas entre los libros más comprados. Ahora lo toma el director y en parte guionista, Andy Tennant, para no superarlo pues su adaptación es algo trivial y ni siquiera el huracán vívidamente creado para el cine logra aumentar la valía que debió tener su película.

No se discute el hecho que Tennant muestre relativa habilidad para tratar las circunstancias que a veces le toca vivir al ser humano, que ambiciona reflejar los estados anímicos de sus personajes, pero a momentos la hace empalagosa, le influye una cierta alegría pero le falta ese aire fresco que separa lo rutinario con el acierto fílmico, necesidad que sí brinda la secuencia en que Miranda muestra un pescado muerto y lo hace manifestando que es algo “precioso”. Unos encontrarán la escena… repugnante y otros la hallarán aceptable a sus criterios, a la forma que ven la vida

Entonces, ¿es allí donde está ‘el secreto’ de la auto-ayuda? ¿Es que la ‘preciosidad’ de la vida (y sus problemas) está en el ojo de cada ser humano, en su mente y corazón? ¿Que si este no la percibe, jamás encontrará la felicidad? La dirección debió responder estos cuestionamientos y no dejar tan solo la imagen del pescado y su calificativo.

El ritmo del filme es apropiado, tal como lo es el momento en que Miranda habla con su acreedor para negociar el pago de una deuda pendiente y que sirve de espejo a la situación reinante en el mundo actual, debido a la COVID-19.

Katie Holmes se desempeña con naturalidad, pero en los momentos sentimentales del argumento tanto a ella como a Lucas les hace falta ese deseo ardiente que identifica al amor, a la pasión. Celia Weston, como la suegra flotante, está muy bien. Los actores infantiles y juveniles se desempeñan con propiedad y todos tienen la felicidad de no convertirse en portavoces de sermones innecesarios.

Que El secreto: atrévete a soñar no exponga con mayor claridad las fuerzas que pueden sostener a la gente abatida por un momento cruel de la vida no es del todo criticable, pues en vez de película se hubiera convertido en viejos clisés y no de caminos hacia el posible encuentro de la paz emocional, de vencer los infortunios.

Lo que también pienso es que el título debió ser: “¿El secreto?...Atrévete a soñar".