Ocio

Samantha y Carla Zambrano, empeñadas en romper esquemas

Estas hermanas quiteñas han emprendido en panties para los días del ciclo y vieron la oportunidad de derribar los tabúes que rodean la menstruación.

Samantha y Carla Zambrano
Carla es politóloga y Samantha, quien estudió comunicación social, trabaja como estilista de moda en editoriales fotográficos.Cortesía.

Vino Andrés, me enfermé o ya me bajó la regla. Es así como, coloquialmente, se habla de ese ciclo natural que tienen las mujeres cada mes. Y en esas conversaciones, nunca falta quien mal interprete pensando que quien lo dice está enferma o estuvo esperando a alguien llamado Andrés. Las cosas, entonces, como son: menstruación. Así es el nombre de este período que cada una vive de manera diferente, en medio de una montaña rusa de emociones a causa de las hormonas.

Samantha (23) y Carla (28) iniciaron su negocio a partir de su propia experiencia. “Las toallas sanitarias me producían alergia, los tampones me molestaban muchísimo y con las copas tampoco me sentía cómoda, hasta que encontré la panty”, cuenta la primera de ellas, y se remonta a dos años atrás cuando, con su hermana, estudiaba en París y una prima les hizo conocer una prenda de la que nunca habían escuchado: panties para la menstruación.

Garua, emprendimiento
Encontrar una solución a sus propias incomodidades durante el periodo menstrual es el motor de su emprendimeinto.Cortesía.

De regreso a Quito, su ciudad natal, sorprendieron con la novedad a muchas mujeres cercanas a ellas. El interés fue general y tan grande que decidieron emprender en este diseño bajo el nombre de Garúa.

El primer paso fue importar el producto con el capital de su familia. Empezaron en octubre pasado y de ahí en adelante todo ha sido un gran éxito. Gracias a las redes sociales lograron entregar su producto a muchas otras provincias de Ecuador, incluyendo Galápagos, donde actualmente reside Carla.

Pero no se trata solo del producto en sí. Afirman que, además de brindar seguridad y comodidad, quieren contribuir con el consumo responsable y el respeto al medio ambiente. “Somos muchas mujeres menstruando en el mundo, imagina cuánto desecho generamos en productos de menstruación”, cuestiona.

Queremos donar panties en comunidades donde las adolescentes y jóvenes no tienen posibilidades económicas para adquirir todos los meses productos para su higiene en los días del período.

Aunque todavía no cumplen un año con su oferta, las cosas han tomado un rumbo interesante. Desde su cuenta de Instagram, han sido testigos de cómo más y más mujeres se suman a sus lives interesadas en la difusión de temas que giran en torno al gran tabú que, todavía en el siglo XXI, rodea a algo tan natural como la menstruación. Y se han propuesto derribarlo.

Victoria Dassum

Victoria Dassum, una joven con alma dulcera

Leer más

“Estamos creando una comunidad en la que podemos hablar de diferentes temas sobre los que no se suele conversar y, sin embargo, resultan importantes para la salud femenina. Por ejemplo, medicina herbal en los días del periodo, desórdenes alimenticios y de cómo estos pueden afectar al ciclo menstrual, educar acerca de los ovarios poliquísticos, entre otros”, dice.

Enfrentarse a los prejuicios es para ellas una obligación. “Hay que dejar de tener vergüenza, eliminar esa traba que tenemos y hablar de la menstruación como un proceso natural del cuerpo, dejar de verlo como algo sucio o malo. Porque nos acompaña más de la mitad de la vida”.

Menstruación. Foto: Canva.

Menstruación: ¿Puede el estrés alterar el periodo?

Leer más

  • Lo que decían las abuelas

Con menstruación, nada de playa o piscina. Es cierto que durante baños prolongados en piscinas o playas el sangrado puede disminuir o incluso desaparecer unos minutos. Pero que represente un peligro para la salud, nada que ver.

Ni cortarse ni teñirse el pelo. No existe ningún estudio científico que demuestre que los componentes de productos químicos sean perjudiciales para la salud mientras se tiene la regla. Así que adelante con ese cambio de look.

Hacer ejercicio no es bueno. Aunque durante el periodo menstrual puede dar algo de flojera, la actividad física es siempre beneficiosa. Y en esos días del mes, resulta muy útil porque se liberan endorfinas, que ayudan a calmar los dolores típicos asociados a la menstruación

  • Leyes y menstruación en otros países

Ocho horas de permiso al mes. A nivel de las empresas se puede percibir cómo algunas buscan modernizarse en pro de los empleados, pero qué tal si en ese camino miran más a las necesidades de las mujeres. Esto pasó en España, concretamente con las trabajadoras del Ayuntamiento de Girona. Desde junio, ellas tendrán un permiso menstrual de ocho horas al mes para ausentarse del trabajo en caso de tener molestias causadas por la menstruación y podrán recuperar el tiempo no trabajado en un máximo de tres meses.

Mayerlin Rodríguez

Mayerlin Rodríguez: "El terremoto y la pandemia me volvieron imparable"

Leer más

Proyecto de licencia menstrual. En Argentina se presentó un nuevo proyecto en la Cámara de Diputados que busca permitir a los estudiantes de diferentes tipos de instituciones, la posibilidad de ausentarse de clases y aplicar una licencia a causa de la menstruación.