Quino: 17 años de una visita inolvidable en Guayaquil

  Cultura

Quino: 17 años de una visita inolvidable en Guayaquil

EXPRESO rinde tributo al creador de Mafalda y recoge de su archivo las respuestas célebres del caricaturista durante su estancia en la urbe porteña en 2003

quino-mafalda
Quino cumplió los 88 años este 17 de julio y este martes 29 de septiembre se celebró el cumpleaños número 56 de Mafalda.efe

17 años han pasado ya desde que Joaquín Salvador Lavado “Quino” visitó Ecuador para tener un emotivo diálogo sobre Educación con decenas de estudiantes guayaquileños y transformar la política en un tema divertido durante un conversatorio nocturno.

Hoy, el mundo llora la muerte del dibujante argentino cuyo nombre estará ligado para siempre al más famoso de sus personajes: Mafalda; la inolvidable niña sabia y respondona.

Joaquín Salvador Lavado, conocido en el medio como Quino, es el creador del recordado personaje.

Quino, creador de Mafalda, fallece a los 88 años

Leer más

Considerado uno de los mayores iconos de Argentina dentro y fuera de sus fronteras, el autor, nacido en Mendoza en 1932, consiguió hacer de su mayor obra, una niña amante de la paz, la democracia, los derechos de los niños y los Beatles.

Las aventuras de la pequeña, así como de sus amigos Manolito, Susanita y Felipe, con los que alcanzó el éxito en decenas de idiomas, se desarrollaron de 1964 a 1973, aunque su imagen y sus atemporales e irónicos mensajes por un mundo mejor la han hecho inmortal.

UNA VISITA QUE DEJÓ LECCIONES

Son más de 4.000 kilómetros los que separan a Ecuador de Argentina, pero la tira cómica de Mafalda demostraba que sus protagonistas bien podrían haber sido ciudadanos de cualquier nación latinoamericana.

Eso quedó reflejado en el entusiasmo en los ecuatorianos que provocó su visita a Guayaquil en 2003. El 19 de agosto de aquel año el caricaturista participó durante el día de un foro con estudiantes sobre Educación, inauguró la Feria del Libro e incluso tuvo tiempo para que el Municipio lo declara Huésped de Honor.

Quino visita guayaquil 2003
El dibujante argentino Quino con estudiantes del colegio Gustavo Galindo de Guayaquil durante el foro sobre Educación.ARCHIVO expreso

En la noche fue parte del conversatorio “El Humor y la Política”, que se celebró en el Banker´s Club, junto a figuras destacadas como al editorialista Francisco “Pájaro” Febres Cordero y el caricaturista Adrián Bonilla “Bonil”.

Quino visita guayaquil 2003
Joaquín Salvador Lavado “Quino”, Bernard y Adrián Bonilla “Bonil”, durante el conversatorio.ARCHIVO expreso
mafalda_portada.jpg_554688468

Mafalda llega a Quito

Leer más

EXPRESO rinde tributo al humorista gráfico e historietista y recoge de su archivo las respuestas célebres de ‘Quino’ durante su visita a la urbe porteña:

¿No le parece que los jóvenes de ahora son más parecidos a Mafalda que los de antes, que se identifican con el personaje?

Había un dibujante, Fontanorrosa, que decía que nosotros éramos como antenas que captamos lo que hay en el aire, lo que piensa la gente. Creo que he sabido reflejar lo que mucha gente pensaba en ese momento; lamentablemente, la mayoría de los problemas que plasmamos no solo que se han mantenido, sino que han empeorado.

¿Cuál debe ser la actitud de la gente frente a la educación?

La gente no sabe cómo tratar a los niños; le hablan fingiendo la voz como si los niños fueran todos tarados. Hay que respetar a los niños. Yo ya he dibujado esto en una historieta de Mafalda cuando llega la señora y se obliga al niño a darle un beso y él piensa pero si yo le tengo asco a la señora. Claro que los padres siempre tienen que ser padres y poner los límites.

Sobre su relación con su obra predilecta:

Yo me siento Mafalda cuando me pregunto por qué hay una guerra; y me siento como el padre de Mafalda cuando no sé qué contestar”.

¿Cómo es la educación que usted quiere?

Bueno, yo no quiero que me den todo masticado. En eso sí creo que la televisión es nociva porque le da todo masticado al público y no lo deja pensar. También quiero una educación laica, creo que la enseñanza de la religión debe ser una función de la familia: Y por último, que no sea autoritaria, que respeten mis opiniones y acepten las críticas que haga al sistema.

Sobre su concepción del humor:

Hace tiempo dejé de preguntarme qué es el humor; es solo una herramienta de trabajo. Un marino no se pregunta qué es el agua.

¿Cómo es la educación que deben recibir los jóvenes?

No pretendo que sea la misma educación que me dieron a mí, sería un error. Pero no estoy a la altura de responder a un tema tan serio; no soy la persona adecuada para contestar eso.

Reconoció que cambió la visión que él tenía de las cosas cuando dibujaba a Mafalda:

No soy politólogo o sociólogo; solo un dibujante de historietas. Claro que mi visión del mundo es
distinta a la que tenía cuando dibujaba a Mafalda.