Guayaquil

Las trabas para el peatón no se van de la Alborada

Algunos tramos de la avenida principal están rotos y desgastados

Parterre Alborada
Ubicación. Así luce el parterre central de la Rodolfo Baquerizo, cerca de la calle Benjamín Carrión.CHRISTIAN VASCONEZ

No es la primera vez que los trozos de cemento esparcidos y levantados sobre el parterre central de la ciudadela la Alborada, en la avenida Rodolfo Baquerizo Nazur; generan una serie de molestias a los residentes.

ZANJA URDENOR1  (33270126)

Guayaquil: Urdenor 1 pide un ducto cajón para no soportar malos olores

Leer más

La noche del pasado jueves, la queja vino del gestor cultural Marcos Medina, quien al salir con los medicamentos que recién había adquirido en una farmacia de la zona e intentar cruzar la calle, se fue contra el piso. “Debido a la escasa iluminación del entorno y las trabas que hay sobre la estructura, algunas causadas por las raíces de los árboles fui a dar contra el pavimento. Hago esta queja porque me incomodó lo que me pasó. No es justo que pase esto”, señaló a este Diario; al relatar que además de lastimarse, los fármacos se afectaron.

Cada vez se ha vuelto más difícil circular por los parterres y no solo de la Alborada, es igual en todas las calles y barrios. No fue planificado nada, de allí que hay daños. Quisiera entender por qué jamás se pensó en la persona con discapacidad. ¿Dónde están las rampas? ¿Por qué siempre los daños en estas estructuras?

Óliver Cantos,
​habitante de la sexta etapa de la Alborada 

Pero su caso no es el único. Adela Manzo, habitante del vecindario y propietaria del minimarket, asegura que también se ha tropezado con el cemento levantado. Para ella, quien tiene una hermana que se moviliza en silla de ruedas, el Cabildo debería mirar hacia este tipo de quejas, recurrentes en el Puerto Principal.

E0PFyUOWEAE_EOh

Guayaquil: Persiste el robo de tapas de alcantarillas

Leer más

En diciembre pasado, este Diario recorrió la ciudad para reflejar el daño en otros sectores de la Alborada y barrios del norte y del sur, como Sauces, Guayacanes, la avenida Juan Tanca Marengo, la Carlos Julio Arosemena, la Domingo Comín, entre otras.

“Es a las jardineras hacia donde deben apuntar también las obras municipales, no a pintar solo las paredes, sino a arreglar lo que traba nuestro paso”, agregó Daniela Cáceres, de la novena etapa de la Alborada.

En la Alborada hace falta además mejorar la iluminación, es la noche es escasa y eso dificulta todavía más el paso. La vía está opaca, hay daños en las aceras y parterres y eso genera malestar. Hay que solucionar ya esta queja. No queremos accidentes, ni riesgo a que los haya. 

Marcos Medina,
​abogado y gestor cultural
Alborada fuga
En el parterre de la Alborada, el daño se observa no solo en las jardineras, sino en la base de la estructura.CHRISTIAN VASCONEZ