Coronavirus: El COVID-19 infecta a 501 niños en Ecuador

  Guayaquil

Coronavirus: El COVID-19 infecta a 501 niños en Ecuador

En marzo se contagiaron 51 menores. La cifra crece en mayo, pero en relación con el universo de los enfermos, representan el 1,6 % del total de casos.

niños en la calle con mascarillas
Riesgo. Un padre sale a las calles de Guayaquil con sus cuatro hijos, cuando el semáforo aún indica que se debe mantener el distanciamiento físico.Miguel Canales

En dos meses y medio, el contagio de COVID-19 en niños hasta los 14 años de edad, en Ecuador, pasó de 51 a 501, según las cifras oficiales. Pero el hecho de que aumente el número “no significa que los casos se han disparado, porque se debe comparar con el total de pacientes que hay en el país. Al hacer esa relación, los pacientes menores de 14 años representan el 1,6 % del total de pacientes, que hasta el 15 de mayo eran 31.467”. Es lo que advierte la doctora María Luisa Félix, pediatra, catedrática de Universidad Tecnológica Equinoccial y miembro de la Sociedad Ecuatoriana de Pediatría.

MINUTO A MINUTO | Coronavirus en Ecuador y el mundo: todas las noticias actualizadas

Y es que al ver los números puros, en las cifras del Comité de Operaciones de Emergencia Nacional y del Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública, se ve que el 30 de marzo había 51 casos en menores de hasta 14 años, y para el 15 de mayo sumaban ya 501. Si se usa las matemáticas puras se puede decir que los pacientes en ese rango de edades crecieron en un 882 %. Pero verlo así, sin comparar con el resto de contagiados y con el mundo sería un error, concuerdan también otras dos pediatras consultadas por EXPRESO, las doctoras Pravda Frías y Jenny Velasco.

“No tenemos un mayor porcentaje. Ahora si se analizan los números brutos, sí. Es más si se suma los contagios en los jóvenes de 19 años de edad el porcentaje es de un 3 %, en relación al total de todo el país. Pero la proporción es la misma desde el inicio, esa proporción es la que no ha crecido; incluso respeta la epidemiología de otros países. Los casos de coronavirus en niños, en el mundo, está entre el 1 % y 2 %, y es lo que tenemos en el país”, agrega la pediatra Félix.

Resalta que no se debe generar una preocupación innecesaria al hacer una lectura de números fríos, sin ver el contexto.

Al igual que en el mundo en el país también son más los casos de niños portadores del virus sin síntomas o con síntomas leves, “se han hecho varios estudios del porqué los menores de edad no presentan tantas complicaciones, ni tanta letalidad con esta enfermedad y concordamos que es por tener menores de un tipo de receptores que se ligan al virus. Es decir que el COVID-19 para invadir el tejido pulmonar y entrar en las células pulmonares necesita de los receptores nerviosos ACE II de la angiotensina, que son casi inexistente en los niños”, indica Frías.

El menor de dos años no debe usar mascarilla, porque corre el riesgo de asfixia. El mayor de 4 años sí puede utilizar.

María Luisa Félix

Profesora de pediatría de la Universidad Tecnológica Equinoccial

Agrega que los menores de siete años son pacientes que están siempre expuestos a enfermedades virales, “entonces esa exposición repetitiva a muchos virus hace que el cuerpo esté siempre reactivo a responder a los virus. El cuerpo está entrenado para identificar a un virus nuevo”.

Frías destaca que muy pocos casos de los niños contagiados en Ecuador han llegado a un shock, en que se ha tenido que tomar medidas de reanimación.

Pero, estos casos se han dado por tener una sintomatología previa y por no buscar la atención médica inmediata. Esto porque las madres no quieren salir y no quieren llevar a su hijo a un hospital o una consulta, por temor al contagio”, precisa.

Coronavirus en EE. UU.

Coronavirus en el mundo: Alertan sobre síndrome inflamatorio peligroso en niños

Leer más

En este punto sugiere a los padres a llamar inmediatamente al pediatra para recibir la guía de cómo tratar al pequeño. “Para esto está la telemedicina. Los pediatras también estamos atendiendo virtualmente”, refiere Frías.

También subraya que los niños que presentan un cuadro de síntomas más severo es porque tienen otra enfermedad como una cardiopatía o una deficiencia renal. “Pero, en forma general es muy raro la letalidad”.

En efecto, las cifras del Ministerio de Salud indican que, hasta el 4 de mayo, en Ecuador fallecieron 6 niños. De ese total de 0 a 11 meses murieron 3; de 1 a 4 años de edad, 2; y de 5 a 9 años, 1, lo que demuestra que la letalidad en este grupo etario es muy bajo.

Esto, pese a que en el país hay un índice alto de niños no bien nutridos y por allí había un temor. “Pero, su cuerpo se ha defendido bien y el número de contagiados se ha mantenido al igual que otros países del mundo, con economías más desarrolladas”, manifiesta Pravda.

niños juegan con mascarilla puesta
Niños juegan utilizando mascarillas, uno de ellos presentó posibles síntomas leves de COVID-19.Cortesía

En los niños, los síntomas del COVID-19 son diferentes a los adultos. Presentan diarrea, dolor de estómago, vómito, una especie de erupciones en la piel. En ellos no se da tanto la tos seca ni el dolor de garganta. “Pero hay que recordar que también está el dengue y solo con un examen se puede comprobar si es coronavirus”, indica Velasco.

En el caso de la vascolitis, que es una inflación aguda de los pequeños vasos sanguíneos, y shock tóxico en los niños que se ha dado en países como Estados Unidos, no se ha dado aún en Ecuador.

En Nueva York se investiga 100 casos de menores con una grave enfermedad cardíaca ligada al COVID-19. Los síntomas son similares a los de la enfermedad de Kawasaki o el síndrome de shock tóxico. Pero aún no hay evidencia de un caso en el país.

Las tres pediatras relatan que sus pacientes se han recuperado del coronavirus satisfactoriamente en casa. “Lo importante es la hidratación y control de la fiebre”.

Indígenas

Piden mantener el aislamiento en la Amazonía de Ecuador

Leer más

La preocupación de las profesionales en salud es que al pasar al semáforo amarillo no se respete el distanciamiento social y ello haga que más adultos se contagien y estos a su vez a los menores de edad.

Esto puede generar una cadena peligrosa, porque el adulto y el niño pueden tener el virus y no presentar síntomas. Pero, como hay que trabajar se lleva al niño a casa de los abuelos y se los infecta y ellos por su edad sí se complican. Entonces, lo mejor es mantener el distanciamiento social.

Los doctores están esperando saber las cifras en la segunda quincena de mayo, porque en la primera, la ciudadanía salió más y hay que ver si se da un rebrote y con ello se enferman más niños, aunque hasta ahora se mantiene la misma proporción en comparación al total de contagiados.

Desglose

Los contagiados en relación al total de pacientes que hay en Ecuador: de 0 a 11 meses es de 0,1 %. De 1 a 4 años de edad, 0,3 %; de 5 a 9 años, 0,6 %; y de 10 a 14 años, 0,6 %.

ESTUDIAN VÍNCULO DE RARA DOLENCIA INFANTIL Y CORONAVIRUS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que está estudiando un posible vínculo entre la COVID-19 y una rara dolencia infantil, similar a la enfermedad de Kawasaki, que ha provocado la muerte de niños en ciudades de Estados Unidos y Europa.

“Los informes iniciales apuntan a que este síndrome puede estar relacionado con la COVID-19”, explicó el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una teleconferencia de prensa, en la que pidió colaboración mundial para “entender mejor este síndrome infantil”.

Es crucial identificar precisa y urgentemente este síndrome clínico, para comprender sus causas y describir protocolos y tratamientos”, añadió Tedros.

La OMS y su red mundial de expertos tiene lista una definición preliminar, Síndrome de Respuesta Inflamatoria Sistémica (SRIS), y ya ha puesto a disposición de los médicos un formulario de declaración de cualquier caso sospechoso.

referencial niños

Coronavirus: La Junta Cantonal de Guayaquil prohíbe el desalojo de familias con niños y adolescentes

Leer más

Los casos detectados en el mundo son raros, y el papel del nuevo coronavirus en su desarrollo es aún desconocido, destacó Michael Ryan, responsable de programas de urgencia en la OMS.

“No sabemos si es el virus el que ataca a las células o si es la respuesta inmunitaria” excesiva la que provoca la inflamación, como sucedió en el caso de la fiebre Ébola, explicó.

La enfermedad preocupa a las autoridades sanitarias de varios países desde hace dos semanas, a pesar de que la población infantil se ve raramente afectada por las formas graves de la COVID-19. AFP

EN UN HOSPITAL DE LA JUNTA DE BENEFICIA DE GUAYAQUIL

La doctora Mildred Zambrano, infectóloga del Hospital de niños Roberto Gilbert, de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, explica a EXPRESO que desde la última semana de marzo de 2020 se empezaron a recibir casos sospechosos de COVID-19 en niños. Agrega tuvieron días que ingresaban de 4 a 5 pacientes sospechosos. Advierte que probablemente los casos leves no asistieron a un hospital.

Sin embargo, señala que hasta el 21 de mayo han tenido 150 pacientes pediátricos sospechosos hospitalizados, 66 se han confirmado por cuadro clínico, nexo epidemiológico, resultados radiológicos y de laboratorio. De estos cuatro pacientes han fallecido, de los cuales tres tenían comorbilidad ( uno o más trastornos o enfermedades) y uno sin patología de base.