Eduardo Quiñónez: “Todo ha sido histórico desde el día en que clasificamos”

  Deportes

Eduardo Quiñónez: “Todo ha sido histórico desde el día en que clasificamos”

El seleccionado de la Tri de balonmano quedó en el ‘top ten’ de los goleadores en el Mundial de Grecia

Eduardo-Quiñónez-balonmano-Ecuador
Eduardo Quiñónez, en una acción durante el Mundial de Balonmano en Grecia.cortesía

Son las primeras horas de la mañana, muchos se han ido a sus trabajos, otros están saliendo. EXPRESO está en el sector Socio Vivienda 2, de Guayaquil, en busca de la casa de Eduardo Quiñónez Ayoví, el jugador de balonmano de Ecuador que jugó el Mundial de Grecia y está ubicado en el ‘top ten’ de los goleadores de la cita. Eduardo hizo 110 goles en 9 partidos e inscribió su nombre en la parte alta de una disciplina que no recibe apoyo real. Se fueron sin entrenador y sin viáticos, pero eso ya es historia. Por suerte, la empresa privada les dio la mano. Edu, como lo llaman, es profesor y entrenador. Lo que más hay en su hogar son medallas y credenciales de su carrera en el balonmano.

- Primer Mundial para Ecuador en Balonmano y deja su marca con goles al estar en el ‘top ten’ de los goleadores.

- Todo ha sido histórico desde el primer día que clasificamos. Toda la travesía que hicimos en Grecia, no estaba en mis planes hacer tantos goles. Pero se dieron.

- Un ‘top ten’ de goles.

- Sabes que en realidad no sabía cuántos goles había hecho, hasta que mi hermano me dijo: ‘mira el ‘top ten’ de los goleadores’, y dije: ‘guau, gracias Dios, por tanto’. Aunque en realidad pudieron ser muchos más.

- ¿Cómo se enteró?

- Ya viajando a Madrid de regreso me mostraron el ‘top ten’, no lo creía. No había tiempo para nada, no teníamos entrenador, no había logística y nos dedicamos a jugar y jugar.

- ¿Solo 10 jugadores?

- Sí, solo los jugadores, faltó el apoyo. Una marca de carros nos ayudó con 20.000 dólares, de los cuales solo llegaron 18.500; la Alcaldía de Guayaquil ayudó con dos pasajes, fuimos sin viáticos. Nos tocó pagar los trámites de la visa. A eso, la Federación internacional de este deporte apoyó con 10.000 dólares para gastos de hotel e inscripción. Esa ayuda fue porque Ecuador por primera vez clasificó.

- Ecuador fue al Mundial más por corazón de sus jugadores que por gestión dirigencial...

- El apoyo de la familia es vital, en mi caso mi esposa y mi club Don Q. También el respaldo de mis padres y de la unidad educativa Eliana Espinel Cedeño, donde trabajo. Las ganas de los jugadores nos llevaron a demostrar lo que tenemos.

Eduardo-Quiñónez-balonmano-Ecuador
El deportista Eduardo Quiñónez muestra sus trofeos en su domicilio.CHRISTIAN VASCONEZ

- ¿Esto los alienta a seguir o decir ya cumplí?

- El no tener una preparación adecuada y llegar y estar a la altura de las grandes potencias es buenísimo, ya que podemos hacer cosas grandes. Enfrentar de igual a igual a Croacia, que es el campeón, y perder por la mínima; igual pasó con España. Eso motiva y dice que estamos a nivel de ellos, solo que nos falta más apoyo. Ahora tenemos que seguir trabajando para volver a estar en un Mundial.

Selección balonmano playa Ecuador

Mundialistas de balonmano olvidados

Leer más

- ¿Podemos decir ‘desde Socio Vivienda 2 para el mundo’?

- Claro que sí, de Socio Vivienda 2 que es mi sector donde resido. Antes habitaba en el Cristo del Consuelo.

No estaba en mis planes hacer tantos goles en el Mundial, pero felizmente se me dieron para representar al país.

Eduardo Quiñónez, jugador de balonmano

- ¿De dónde es más, de Socio Vivienda 2, la actual residencia, o del Cristo del Consuelo?

- Vivo aquí con mi familia y también están mis vecinos, mis compadres. Antes residía en Cristo del Consuelo, podemos decir mitad y mitad, para que nadie se pelee.

- Cuando comenzó a salir en redes y la prensa, ¿los vecinos qué le decían?

Balonmano-mundial-playa

Balonmano playa: Inédita clasificación del equipo ecuatoriano al Mundial

Leer más

- Me hacen reír, dicen que soy famoso y me río. Fui a un ciber que tiene un pastor y enseguida me dijo que me había visto por la televisión. Eso es motivante.

- ¿Qué se viene ahora?

- Dios siempre tiene algo bueno para sus hijos. Se vienen cosas maravillosas. Tener a mi familia y a mis padres, Ángel Quiñónez y Fanny Ayoví, que estén pendientes de todo es muy significativo, al igual que mi hermana Kathia, pese a que tenía COVID-19.