Ciencia y Tecnologia

e-Sports en Ecuador: todo lo que debes saber sobre este nuevo deporte

Predador Esports, equipo ecuatoriano de deportes electrónicos, es potencia local de League of Legends y se perfila como promesa Latinoamericana.

team predador esports ecuador
Xavier, Joaquín, Miguel y Adriano son parte del equipo Predador Esports.Valentina Encalada / EXPRESO
eSports

10 detalles que no conocías de los e-Sports

Leer más

El reciente mundial de League of Legends (videojuego de arena de batalla en línea y uno de los más populares en los deportes electrónicos) entregó $ 4'145.000 a los equipos que culminaron dentro del top 16. La cifra, que para muchos suena descabellada, refleja la actualidad que viven los e-Sports.

En Ecuador, este 2019 representó un avance significativo para quienes forman parte de la industria, ya sea como jugadores o promotores. A mediados de noviembre, el torneo organizado por Celerity reunió durante dos días a más de 5.000 asistentes y repartió $ 60.000 a los ganadores de las diversas ramas de videojuegos como Fortnite, Dota 2, Counter Strike, FIFA 20 y, por supuesto, League of Legends (LoL).

El certamen realizado en Guayaquil, además de convertirse en un espacio 100 % enfocado en la comunidad gamer, fue la vitrina necesaria para Predador Esports, equipo que se coronó campeón de LoL con apenas cuatro meses de existencia. Allí, obtuvieron $ 12.315 en premios.

La idea de conformar a uno de los equipos más competitivos de Ecuador nació un domingo por la tarde. "Mi hermano me comentó que existe la posibilidad de juntar a un grupo de chicos que por el nivel que tienen podrían ofrecer muchísimo en este mercado", empieza Juan José Ramírez (31 años), una de las cabezas de Predador Esports.

Juan José, junto a su hermano menor Xavier (21), ya tenían a sus elegidos. Reunieron a Adriano Moreno (26), Miguel Mantilla (21), Joaquín Rivadeneira (21), Jorge Santamaría (27), Nicolás Zalamea (20 años) y Nicolás Joniaux (21), y se dirigieron a un encuentro con Publio Vásquez, quien también estaría a la cabeza del proyecto y sería quien tuviera la palabra final.

campeones torneo celerity esports predador
El team Predador, durante la premiación en el reciente torneo Esports Celerity.Celerity

"Publio escuchó la propuesta y no dudó, su respuesta fue inmediata", añade Juan José. Para él, el primer beneficio comenzó en el preciso momento de consolidar la idea en conjunto. “Del simple hecho de ser un equipo. De realmente ver esto como una proyección de quiénes quieren ser, ya no como un simple hobby. Y que alguien respalde esto es también muy importante para ellos”, continúa y agrega que los réditos económicos llegan por su propio peso.

Francisco Bedoya

Un ecuatoriano en el desarrollo del videojuego F1 2019

Leer más

La afirmación de Ramírez es apoyada por Adriano Moreno, quien asegura que la oportunidad de pertenecer a un grupo de jugadores le ayudó a dedicarse de lleno a los e-Sports. 

Moreno, también graduado de producción en televisión, tuvo su mejor época en la industria en 2015, cuando se ubicó entre los 10 mejores jugadores de Latinoamérica. Y aunque aún no se considera un jugador profesional, compara esta disciplina con el ajedrez para sustentar el esfuerzo mental que se ejerce y así responder a la pregunta de si se considera un deportista. “Sí, me considero como tal”, responde confiado.

Aún no tenemos una Liga aquí en Ecuador y creo que sería el primer paso que tenemos que dar. Lo que buscamos es juntarnos con representantes de otros colectivos que están en la industria para conseguirlo.

Juan José Ramírez, 
mentor de Predador Esports

Miguel Mantilla, por su parte, complementa la idea de Moreno y explica que ser un deportista electrónico comprende mucho más que sentarse frente a un ordenador o una consola. Según el joven de 21 años, recién graduado de la escuela de negocios, la mente es el arma más efectiva que se puede tener en League of Legends, por tanto, la presencia de un psicólogo que acompañe a los jugadores es “fundamental”. 

Uno de los factores que ha ayudado a afianzar la práctica y continuidad de los e-Sports en su diario vivir son los resultados, así lo define Joaquín Rivadeneira. 

“Al inicio mis padres me retaban porque pasaba mucho tiempo en la computadora, pero ahora como ven que es un equipo y que conseguimos triunfos, me apoyan”, confiesa el joven estudiante de la ESPOL, ámbito educacional que acopla a sus horarios de juego. “Veo pocas materias porque no podría seguir jugando y mi prioridad es esa”, añade.

¿Cómo es el entrenamiento del equipo?

predador esports
Joaquín Rivadeneira comenta que la preparación para una competencia podría llevarle a estar frente al computador hasta 10 horas diarias.Valentina Encalada / EXPRESO

Al igual que en el fútbol, en el baloncesto o en el béisbol, los deportistas deben dedicar la mayor parte de su tiempo a perfeccionar su estilo y la técnica de juego

Lo mismo pasa con los e-Sports, solo que en este caso los gamers pueden estar uno junto al otro o a kilómetros de distancia, en un cuarto oscuro donde la interrupción es casi que un delito o en un espacio compartido donde todos comparten el mismo hobby.

En League of Legends, los entrenamientos se basan en dos modalidades: solitario y grupal. En la primera, los jugadores practican la mecánicas y el movimiento por el mapa. En la segunda, trabajan en las estrategias y en los objetivos de cada uno que conforman las líneas del equipo. Así como existen los arqueros, defensas, volantes y delanteros, LoL posee algo similar.

El promedio de tiempo que le dedica cada miembro de Predador a la preparación oscila entre las 8 y 10 horas diarias, cuando se trata de juego individual. Ya en conjunto, entrenan entre 2 y 3.

Las interminables jornadas de práctica no serían de gran provecho si no se tiene en cuenta el nivel de los rivales. Por esa razón, en el 99 % de ocasiones, el equipo prefiere medirse ante otros extranjeros. "Buscamos partidas personalizadas. Hemos vencido a los mejores equipos de Costa Rica, Colombia, Estados Unidos", señala Adriano Moreno.

¿Qué es una gaming house y por qué ayudaría sobremanera al equipo?

La convivencia, que para unos podría afectar la relación grupal en otros ámbitos deportivos, es clave fundamental para el éxito de los equipos de e-Sports. 

La vida en conjunto que tendrían los gamers facilitaría las prácticas, los horarios y las posibles ausencias por tiempo y distancia. Así, las jornadas de entrenamientos exhaustivas no serían tan complicadas de realizar.

Ningún equipo profesional puede privarse de su Gaming House: el tiempo en el que cinco jugadores de un mismo equipo se entrenaban simultáneamente, cada uno desde su propio apartamento repartidos por todo el país o incluso por todo el continente, se han terminado.

Dennis Hennersdorf, 
mánager del equipo Vitality de League of Legends

Además de los equipamientos electrónicos (de alta gama) que debe tener la casa, los jugadores compartían espacio también con su cocinero particular, entrenador, analista de video e incluso un psicólogo. Este sería el panorama ideal, claro está que es complicado conseguirlo en un país donde se gatea camino a la industria.

"Estar en una gaming house ya sería otro nivel. En otros lados se va al gimnasio, tienen psicólogos, todo lo hacen en conjunto", explica Miguel Mantilla, quien asegura estar dispuesto a convivir con su equipo, en caso de que se presente la oportunidad

Por su parte, Adriano, razona sobre la idea y señala que esta es una de las metas a alcanzar. "Siento que al tener una optimizamos muchas cosas, porque entiendes mejor a las personas en otros aspectos que complementan la idea de juego", concluye.

¿En qué consiste League of Legends?

El juego, desarrollado por Riot Games para Microsoft Windows y OS X, fue lanzado en 2009. Aquí, los gamers compiten en partidas que duran entre 15 y 50 minutos.

LoL posee varias modalidades de juego y, en cada una de ellas, los usuarios trabajan para alcanzar una condición de victoria, misma que consigue al destruir la estructura central llamada Nexo, luego de haber superado varias líneas de defensa denominadas Torretas.

Los jugadores controlan a personajes que poseen habilidades únicas, que eligieron previamente para cada partida específica y que deberán mantener hasta el final de la misma.