Buenavida

La forma en que combinas tus alimentos influye en el riesgo de demencia

Si comes de manera frecuente carnes procesadas con papas fritas, tus probabilidades de sufrir de este síndrome cuando seas adulto mayor son más altas

demencia
La pérdida de memoria es una de las señales más comunes de demencia senil.Freepik

Lo que comemos afecta para bien o para mal a nuestro cerebro. Ya sabemos que las carnes altamente procesadas y los alimentos ricos en almidones como las papas fritas, las galletas o los pasteles inciden en un mayor riesgo de demencia, pero estas probabilidades podrían reducirse si combinamos mejor lo que ponemos en nuestro plato.

Un estudio que acaba de ser publicado en la revista de la Asociación Americana de Neurología mostró los resultados de un seguimiento de cinco años a un grupo de más de 200 personas con demencia con una edad promedio de 78 años y a otras 400 que no la tenían. A ellas les preguntaron qué comían y con qué frecuencia.

Durante el trabajo notaron que quienes consumían varias veces a la semana carnes procesadas (salchichas, embutidos y patés) con papas fritas tenían más riesgo de desarrollar demencia que aquellas que las ingerían con vegetales y mariscos y que además comían frutas.

burger-731298_960_720

Las grasas también son tóxicas para el cerebro

Leer más

Estudios anteriores se habían centrado en los alimentos que  influyen en el desarrollo de la demencia y los que no, pero este quiso ahondar en cómo influye la forma en que los combinamos. Es decir que si además de estas carnes procesadas, incluimos en el plato alimentos con almidón como las papas y además tomamos alcohol y le agregamos refrigerios como galletas y pasteles estamos haciendo una combinación dañina.

Lo que hasta ahora se sabe es que llevar una dieta rica en vegetales de hojas verdes, además de nueces, granos enteros y pescados ayuda contra la demencia. Pero si te cuesta dejar de comer carnes procesadas, al menos disminuye su cantidad y combina con una buena ensalada.

Seguir estas recomendaciones es clave si recordamos que la demencia es un síndrome que implica el deterioro de la memoria, el intelecto, el comportamiento y la capacidad para realizar actividades de la vida diaria.