Ventajas de escuchar musica clasica

  Actualidad

Ventajas de escuchar musica clasica

Estudios han comprobado que estimula la inteligencia y fortalece hábitos de aprendizaje.

Imagen referencial. La música clásica eleva los niveles de desempeño y reduce la tensión.

Claro de Luna, Marcha Turca o Capriche 24 son algunas de las piezas famosas en la música clásica, que seguramente —por casualidades de la vida— las hemos escuchado, pero ¿qué tiene en común este tipo de música? Y es que simplemente, la música tiene la facultad de provocar escalofríos y tristeza o producir alegría; incluso en diferentes culturas. La música, en cierto grado, activa todo el cerebro y hace desarrollar sensaciones de placer, por lo que hay una relación entre la música y la educación.

Esto se debe a que la música imita las características tonales de la emoción de la voz, aprovechando la capacidad de comunicación y asociaciones culturales del ser humano.

Bajo esta definición y estudios científicos, la música clásica— en su parte más intrínseca— ayuda a bajar la presión arterial, combate el insomnio, mejora al rendimiento y la memoria a corto plazo.

Un estudio realizado en The Journal of surgery Cardiothoraic menciona que escuchar música clásica favorece en el proceso de un transplante de corazón. La mayoría de los cirujanos utilizan este medio para poder realizar operaciones porque ayuda a controlar el estrés, reduce la ansiedad, calma el dolor y evita las náuseas

Mediante investigaciones hechas en el Heath Science Center de la Uiveridad de Texas se deja en evidencia que la música clásica intenta mejorar el rendimiento profesional. Los estudios se comprueban en médicos cirujanos durante sus intervenciones y en jóvenes estudiantes que alcanzaron un nivel de aprendizaje elevado.

Bajo estos esquemas se encuentra el “Efecto Mozart”, que ayuda al entendimiento, estimula la inteligencia y optimiza el trabajo. Claramente, algunos profesores han estado utilizando la música del Efecto Mozart para avivar la inteligencia como una estrategia para reducir el tiempo de aprendizaje y acrecentar la memoria del estudiante.

En el lugar de trabajo, la música “eleva los niveles de desempeño y la productividad al reducir el agobio y la tensión, si oculta sonidos irritantes y contribuir a una sensación de privacidad”, afirma Don Campbell, autor de el Efecto Mozart.

Por lo tanto, escuchar música clásica tiende a ser de gran beneficio para el ser humano. No hay límite de edad para apreciar este género musical que fortalecerá sus hábitos de aprendizaje donde sea que se encuentre.

via GIPHY

html