La turbulencia en Nicaragua deja como saldo sangriento unos 80 muertos

  Actualidad

La turbulencia en Nicaragua deja como saldo sangriento unos 80 muertos

Nicaragua como casi todos los países de Centroamérica, viven de las importaciones hasta de materia prima para la elaboración de sus productos las exportaciones son exiguas como el café, oro, carne bovina, camarón, tabaco, azúcar y langosta (en extinción). Un país convulsionado en su historia al extremo que nadie puede ponerse de acuerdo sobre su nombre. Hasta el aventurero Walker se apoderó del país y se proclamó presidente. De 1893 a 1912 sostuvo gobiernos entre liberales y conservadores, en 1934 fue asesinado César Sandino, guerrillero combatiente contra las tropas norteamericanas asentadas en el territorio y posteriormente eternizada la familia Somoza en el poder hasta 1979 en que ganó la revolución sandinista y llegó al poder Daniel Ortega, quien no supo gobernar y lo sucedió la cónyuge del periodista asesinado Joaquín Chamorro (Violeta Chamorro) siguiéndole Arnoldo Alemán y por último nuevamente Daniel Ortega con su camarilla. Nicaragua lleva 80 muertos en el grito de repudio a los gobernantes, por lo que Ortega sabe que fueron más de 50.000 personas las que murieron en las rebeliones, este pueblo no se amilana, sabe conseguir lo que quiere, no es Cuba ni Venezuela. Antes que sigan los asesinatos se debe implementar los acuerdos y la carta de la OEA.

Ab. Franklin Lituma Manzo