Actualidad

Segundo Castillo sobre el racismo: “Hay discriminación, pero también hay más conciencia”

El futbolista cree que la educación y la lucha contra la pobreza son claves para eliminar el racismo en Ecuador y el mundo. Habla de su experiencia

Segundo Alejandro Castillo
Segundo Alejandro Castillo, futbolista ecuatoriano quien nació en San Lorenzo, Esmeraldas, norte de Ecuador.MARIUXI CACERES/EXPRESO

Luego del estallido social que inició en mayo pasado en Estados Unidos, después de la muerte del ciudadano George Floyd a manos de un policía blanco, lo que provocó decenas de protestas en ese país que luego se replicaron en Europa y acarrearon diferentes manifestaciones contra el racismo en América Latina. EXPRESO habla, en esta ocasión, con el futbolista afroecuatoriano Segundo Alejandro Castillo con quien hace una análisis sobre el racismo a la comunidad negra de Ecuador.

 Por su carrera profesional ha vivido en diferentes países. ¿Están latentes el racismo y la discriminación en Ecuador y en el mundo o el caso del afroamericano George Floyd ha sido una excepción? ¿Qué cree?

guayaquil-racismo

Guayaquil, la ciudad más discriminatoria de Ecuador

Leer más

Ahora estoy jugando en el Guayaquil City, pero he tenido la fortuna de jugar en prestigiosos equipos del exterior, por eso además de Ecuador, he vivido en Arabia Saudita, Inglaterra, Serbia y México. Puedo decir que en todas partes donde he estado he presenciado racismo. Aquí, en Ecuador, también, por supuesto.

¿Puede hacer una análisis si en Ecuador hay más racismo que en otros países donde vivió?

En Ecuador hay racismo, es muy difícil que el racismo termine, pero en los últimos años he visto más conciencia en el país y de la gente que me he encontrado al paso. No ha sido Ecuador el país donde he visto y sentido más el racismo.

¿En dónde sí?

De todos los lugares donde viví, yo vi y sentí más racismo en Serbia (país europeo). El equipo de fútbol donde estaba era importante y tenía una gran hinchada, entonces recibíamos más cariño que racismo en realidad. Sin embargo, dentro del juego sí hubo momentos donde la hinchada de los otros equipos nos hacían, a quienes tenemos este color de piel, varias mofas. Vi cómo a otros futbolistas negros, del otro equipo, que jugaban el mismo juego que yo le hacían sonidos de primates. Vi cómo a algunos los insultaban por su tez morena y aunque no era a mí, me llegaba porque también soy negro. En el resto de países, como México, aunque en menor porción, también lo sentí. No puedo hablar de racismo en las calles y dar ejemplos porque donde iba y no entendía el idioma, nunca me enteré si hablaban mal o bien de mí.

¿Entonces es de la gente blanca de donde hay más racismo?

Creo que sí, porque de los mestizos lo he sentido poco. En Europa no todos son racistas, pero con el color de uno, la gran mayoría sí.

Kike-Saverio

'Kike' Saverio, al banco de suplentes en el duelo entre el Sevilla y el Barcelona

Leer más

¿Con la camisa de la tricolor le tocó escuchar insultos discriminatorios?

Claro, con la tricolor también. Los hinchas de los otros países no solían gritar 'negros de tal o negros de cual', y con eso en ese momento no podemos hacer nada.

¿Entre jugadores has sentido discriminación?

Yo, directamente, no. Pero, como te digo, lo he escuchado de otros futbolistas y me ha llegado. Por ejemplo, los argentinos suelen ser muy duros con esto y cuando hay algún problema entre jugadores dicen 'este negro... y malas palabras'. Pero siempre, al menos aquí, en el país, les dejamos claro que no tienen que venir a ofendernos. Hacemos respetar la localía.

Segundo Alejandro Castillo
Segundo Alejandro Castillo en un partido vistiendo la camisa de la selección ecuatoriana.Archivos.

¿Cómo reacciona antes actos de discriminación?

Hay que diferenciar, porque a veces nos dicen 'negro' de cariño y negro somos. Pero cuando hay una mala intención, que quieren ofender, es mejor ignorar. Nunca he sido de los que reaccionan mal, sé mantener el control aunque el comentario me moleste.

 Usted siente que hay más consciencia en Ecuador, pero hay personas que aún no lo ven así, ¿no será que a medida que iba ganando fama las personas lo respetaban más, por salir en los diarios y en la TV y ser una figura de la selección ecuatoriana?

Mae Montaño

Mae Montaño: "Muchos dicen que no son racistas hasta que sus hijos se relacionan con un negro"

Leer más

A mí me tocó vivir 14 años en Quito y jugaba para el país, ya me conocían para esa época y era mucho más complicado el panorama en la ciudad para mí por mi color de piel que ahora. Ahora veo a Quito y a Guayaquil más tranquilos en cuanto a discriminación, no solo conmigo sino con otras personas que eran foco de burlas por su color o condición. Creo, sinceramente, que sí hay discriminación, pero que también hay más conciencia. Antes el racismo se hacía sentir en mí no solo con los que me conocían, sino con los desconocidos también. Ahora recibo más comentarios sobre mi color de piel por cariño que por ofensa.

¿Si no es por el respeto ganado, a qué le atribuye este crecimiento de conciencia?

He visto que a medida que pasan los años, hay más mezclas, en lugares (ciudades) donde antes había solo afros o indígenas ahora hay más mestizaje, eso puede ser un punto por el que se ha reducido la discriminación.

Usted tiene hijos. ¿Cómo los prepara para enfrentar a una sociedad mundial que aún no se zafa de la discriminación porque se es negro, cholo, indígena, latino, homosexual, etc?

Tengo tres niños y referente a este tema, siempre les digo que tienen que tener una mentalidad fuerte, que deben soñar y aspirar sin limitarse, que al racismo y a la discriminación jamas los vean normal o positivo; que no importa el color de piel que tengan las personas, lo que interesa es cómo se comportan como seres humanos. Y que si alguien habla mucho de nuestro color de piel es porque quieren tenerlo.

marca-aunt-jemima-racista-nombre

Aunt Jemima se aleja de su origen racista y cambia su nombre y logo

Leer más

¿Cuál cree que es el extintor para apagar la llama del racismo en Ecuador definitivamente?

La educación. Hay que insistir y educar a los niños para que no crezcan con esa mentalidad y trabajar en la equidad para que haya menos gente pobre, porque esa es otra gran vía de discriminación. Trabajar para que la gente cada vez tenga más consciencia de que todos somos importantes y hacemos labores buenas para el país y por él, así seamos blancos, negros, mestizos, indígenas o del color que sea.