Actualidad

Los santos inocentes

Este año cinco mil personas murieron en el Mediterráneo intentando llegar a las costas europeas. Casi quinientos periodistas han muerto en Irak en manos del Estado Islámico, en los últimos catorce años; en México cada mes es asesinado un periodista. Crece el número de víctimas en Siria y los actos de terrorismo en el mundo

En el año 2014, según diario El Tiempo, el Gobierno colombiano a través de la Unidad de Atención y Reparación Integral a las Víctimas del Conflicto Armado, realizó el registro de los victimados en los últimos treinta años en el conflicto que, gracias al esfuerzo de muchos, terminó. Al respecto, Paula Gaviria dijo que “...el registro cuenta con más de 6,8 millones de víctimas, el 86 por ciento son desplazados y el 14 por ciento, víctimas de amenazas, homicidio, desaparición forzada; y en menor proporción, secuestro, violencia sexual, despojo y abandono de bienes, lesiones, tortura, reclutamiento forzado de niños y niñas, y atentados.

Las cifras por violencia intrafamiliar del 2015 para Fundación María Guare y Cepam se clasifican así: “por el delito de violencia psicológica, tipificado en el artículo 157 del COIP, se han receptado 1.447 denuncias entre enero y septiembre de 2015, según la Fiscalía. A estas cifras les siguen las de violaciones, con 450 casos, y las de violencia física, con 358. En el caso de Cepam, la física es la segunda causa de violencia, 782 han sido por violencia psicológica, 376, por física, 5 femicidio, sexual 168, social 148 y económica 254.

¿Nos pudiéramos imaginar por un momento el grito del dolor de estas y otras víctimas en el mundo?

Seguramente es el mismo grito de dolor de las víctimas en Belén al momento del asesinato a niños y niñas de hasta dos años, ordenado por Herodes, quien lleno de rabia y miedo de ser destronado por otro rey, enloqueció como enloquecen todos los que viven sometiendo a los demás. ¿Cuántos políticos de hoy no enloquecen como Herodes? ¿Cuántos empresarios enloquecen por el dinero? ¿Cuántos enloquecen por imponer sus creencias religiosas o “morales”? Ojalá que por muy tentador que nos resulte ser poderosos siempre nos mantengamos del lado de los inocentes.

colaboradores@granasa.com.ec