Actualidad

Polibio Cordova: “El voto escondido puede dar una sorpresa”

Su nombre está profundamente vinculado a las elecciones. Pero no es político. Polibio Córdova es el rostro amable de la encuestadora Cedatos que, en conversación con EXPRESO, hace lo que no ha dejado de hacer desde el año 1978, en el que arrancó la c

Ordenado, paso vibrante y voz reflexiva. Córdova es un hombre de declaraciones politícamente correctas.

Su nombre está profundamente vinculado a las elecciones. Pero no es político. Polibio Córdova es el rostro amable de la encuestadora Cedatos que, en conversación con EXPRESO, hace lo que no ha dejado de hacer desde el año 1978, en el que arrancó la cobertura estadística electoral, analizar la política en base a los números. En su currículo, 28 campañas.

- Luego del Brexit, Colombia, Estados Unidos, el debate se ha vuelto recurrente: ¿por qué fracasan las encuestas?

- No me parece justo que se diga que las encuestas fracasan. Tal vez es una opinión generalizada. El CNE dice que las encuestas son para hacer pronósticos. Y eso es equivocado.

- ¿Qué es la encuesta?

- Es como un examen de laboratorio. La persona se hace un examen y le sale un dato. Pero si vuelve dentro de una semana, el resultado puede cambiar. El colesterol puede subir o bajar. La intención de voto también.

- ¿Para qué sirve entonces?

- Para conocer la intención de voto, la apreciación de un candidato y la opinión sobre una propuesta. Eso va cambiando porque la encuesta es un instrumento de apoyo.

- ¿Le sirve a la opinión pública?

- La encuesta sirve al político, al estudioso, al analista; no al pueblo. Lo que pasa es que muchas veces al candidato le interesa que se compare una encuesta nacional con otra hecha en dos ciudades o que se vean cifras atrasadas o que han medido cosas distintas.

- ¿Alguna vez Cedatos ha fallado estrepitosamente?

- No recuerdo que hallamos fallado estrepitosamente.

El oficialismo, sin embargo, acusa constantemente, aunque sin fundamentos expuestos al público, a Cedatos. Desde los enlaces ciudadanos, el presidente Rafael Correa se ha encargado de cuestionar la información de la marca nacional.

- ¿Qué le dicen sus datos del Ecuador de hoy, tan cerca de las elecciones?

- Es un Ecuador que está dividido entre aquellos que quieren que continúen las cosas como están y no llegan al 20 % y un Ecuador que quiere que las cosas cambien, que supera el 80 %. Entonces, así como el año 78, cuando Ecuador dejaba la dictadura y entraba en la democracia, cuando el eslogan del presidente (Jaime) Roldós era “la fuerza del cambio”, ahora nuevamente todos hablan de cambio.

- Si todos hablan tan parecido, ¿qué señalará al ganador?

- El problema es que la población no tiene suficiente conocimiento de quiénes son los candidatos. Mientras el sector oficialista tiene una campaña permanente, diaria, hora por hora, de sus actividades y desde luego de su candidato; los demás candidatos no tienen ni la décima parte de la oportunidad para hacerse conocer.

- El famoso Estado-candidato.

- Claro. El oficialismo tiene cadenas de radio y televisión permanente, todo el día; mientras que ningún otro candidato puede entrar a la televisión.

- ¿Verdaderamente eso le da una ventaja a PAIS?

- La ventaja es sumamente grande.

- ¿Cómo reciben los ciudadanos la invasión diaria de la propaganda en el hogar?

- Hemos hecho encuestas, hemos preguntado. Y consideran que es una situación injusta, que no le permite conocer las diferencias entre el candidato del Gobierno y la oposición.

Córdova, sutil en la crítica, pero crítico en lo sutil; evita siempre los adjetivos descalificativos, las predicciones cerradas o las interpretaciones personales. Durante la conversación muestra respeto por la opinión pública que representa.

- ¿Qué tanto influyen los binomios?

- Mucho. Este es un factor que, si se toma en cuenta la historia electoral del Ecuador, este es el año con más indecisión. Nunca ha llegado a ser más del 40 % a estas alturas. Y ahora está en 60 %. Fíjese: la indecisión en julio de 2015 estaba en 35 % y desde entonces comenzó a subir.

- ¿Qué quiere decir eso?

- Principalmente, que la gente necesita conocer más: quiénes son los candidatos, cuáles son sus planes de Gobierno y cómo van a resolver su problema.

A criterio de la mayoría de expertos, esta será la elección más racional de la historia. Con una masa votante buscando soluciones puntuales a problemas puntuales. Córdova coincide:

- Los votantes esta vez están más pendientes de la propuesta que del candidato. Están pendientes de qué va a resolver, pero sobre todo de cómo lo va a hacer. Será una elección racional.

- ¿Qué imagen tiene la clase política ecuatoriana?

- Cuando se habla de tendencias, el 18 % se identifica del centro a la derecha, el 18 % del centro a la izquierda y el 64 % no tiene tendencia política: “no me hable de política, yo quiero hablar de políticas y soluciones”.

- En una campaña como la que se aproxima, ¿qué nivel de variación puede haber?

- Tengo confianza en que la indecisión vaya bajando. Conforme la gente se vaya informando eso pasará. La población se siente engañada en muchas formas porque esperaban mucho más, imaginaban mejor la situación actual.

- Están decepcionados

- La mayor parte de la población se siente triste, decepcionada, burlada.

- Elección de la furia

- Es posible. Pero lo que hizo presidente a Trump fue el voto escondido, el voto oscuro. Porque la luz del voto se enciende el día de las elecciones. Y aquí podría darse. De hecho, poco a poco va sucediendo, un voto escondido.

- ¿Escondido detrás de quién?

- Ese voto se esconde detrás del bulto mayor, pero conforme va acercándose a la urna, el voto detrás del bulto mayor aparece por otro lado.

- Las elecciones tienen candidatos fuertes y débiles desde el inicio. ¿Cabe esperar sorpresas?

- Por supuesto. Es posible. Es posible que candidatos que iniciaron con más de 50 puntos terminen con mucho menos. Y que candidatos que tenían 15 o 20 suban muchísimo.

- ¿Cuándo habrá una foto confiable?

- Creo que al final de diciembre el voto va a estar más claro. Menos escondido.

Nota

Entrevistas electorales

Desde hace dos meses Diario Expreso abrió espacios en sus páginas para que los candidatos presidenciales se presentaran junto a sus visiones. A estas alturas, todos se han sometido al examen, con excepción de Lenín Moreno, candidato de Alianza PAIS, que es el único que no ha aceptado la entrevista. Tampoco su aspirante vicepresidencial, Jorge Glas.