El PIB de EE. UU. subio un 1,4 % en el cuarto trimestre de 2015

  Actualidad

El PIB de EE. UU. subio un 1,4 % en el cuarto trimestre de 2015

Estados Unidos tuvo un crecimiento económico mejor al previsto en el último trimestre de 2015, aunque se confirmó una desaceleración, lo que podría llevar a la Reserva Federal a revisar su posición de vigilancia prudente sobre eventuales aumentos de la

El PIB de EE. UU. subió un 1,4 % en el cuarto trimestre de 2015

Estados Unidos tuvo un crecimiento económico mejor al previsto en el último trimestre de 2015, aunque se confirmó una desaceleración, lo que podría llevar a la Reserva Federal a revisar su posición de vigilancia prudente sobre eventuales aumentos de las tasas de interés.

El Producto Interno Bruto (PIB) creció 1,4 % entre octubre y diciembre a ritmo anual y en cifras corregidas de variaciones estacionales, según la tercera estimación del Departamento de Comercio.

Aunque la cifra del último trimestre conocida ayer representa una desaceleración con respecto al segundo trimestre (+2 %), también es cierto que está 0,4 puntos por encima de la previsión de los analistas.

La estimación oficial previa daba cuenta de un crecimiento de 1 % en el periodo. En todo 2015, la economía creció 2,4%, al mismo ritmo que en 2014.

Para 2016, la Reserva Federal prevé un crecimiento de 2,2 % mostrando la capacidad de resiliencia (capacidad de recuperarse) de la economía estadounidense en un ambiente internacional más deprimido.

Las cifras del último trimestre se explican en parte por el consumo, locomotora de la economía estadounidense, que fue revisado al alza con un aumento de 2,4 %, frente a un 2 % de la estimación precedente y del 3 % registrado en el trimestre anterior.

Los estadounidenses aumentaron ampliamente los gastos relacionados con el sector servicios (+2,8 %), especialmente en lo que se refiere a alquileres y transporte, señala el informe.

Las exportaciones, que disminuyeron su ritmo por el fortalecimiento del dólar que ha encarecido los productos estadounidenses, se han comportado sin embargo mejor a lo previsto. Por su parte, las importaciones también disminuyeron (-0,7 %), lo que impacta positivamente en el PIB. AFP