Actualidad

Petita Albarracín: “La fuerza viene de mi hija”

La madre de Paola Guzmán lleva 17 años luchando contra la impunidad por el suicidio y abuso sexual de su hija, ocurrido en 2002, cuando esta tenía 16 años.

Paola Guzmán Petita Albarracín
Albarracín vive ahora con Denisse, hermana menor de Paola. Reclama al sistema educativo de Ecuador por no haberla protegido.Cortesía / Cepam Guayaquil

En los últimos 14 años Petita Albarracín ha dado pocas entrevistas directas a los medios. En su contacto con la prensa ha estado generalmente acompañada por el Cepam Guayaquil, la organización local que la guía desde 2006 en los procesos internacionales.

Paola guzman cidh abuso sexual

Paola Guzmán: El primer caso de abuso sexual escolar en la Corte IDH

Leer más

Hoy, Petita Albarracín habla sobre la búsqueda de justicia por el suicidio de su hija Paola Guzmán, víctima de acoso, abuso y violación por parte de Bolívar Espín, vicerrector de un colegio público de Guayaquil y 48 años mayor que la adolescente. Una búsqueda de más de 17 años caracterizada por su fortaleza, pero también salpicada por dolor, frustración y finalmente —ahora que el caso llegó a la Corte Interamericana de Derechos Humanos— de esperanza.

¿Por qué ha preferido evitar a los medios en estos años?

Al principio me buscaron, a todos les di apertura y fueron a mi casa, pero luego no le dieron importancia. Fueron dejando el caso en el olvido. En esa época, el programa Archivos del Destino hizo una mala interpretación. Pidieron ayuda y les di la facilidad, pero luego dijeron que Paola lo buscaba (a Bolívar Espín) y eso es mentira. A mi hija eso le perjudicó, porque se presentaba como que ella estaba enamorada y eso no fue un enamoramiento.

¿Cree que ahora se tratan estos casos de otra forma?

Parece que los medios han cambiado, que se han dado cuenta de que mi hija fue manipulada. Ella, tal vez, se acercó porque él era el vicerrector y él se aprovechó de esta situación. Ahora la identifican a ella como víctima y a ese hombre, como abusador.

Su lucha se ha convertido en bandera de muchas madres del país y la región.

Lo que yo he buscado siempre es justicia. Que esto no le vuelva a pasar a otras chicas y que otras madres no sufran lo que yo he sufrido. Es duro perder a una hija y saber que sufrió, que vivió abuso. Espero que esto acabe porque en Ecuador ha habido muchas violaciones que han sido tratadas con quemeimportismo. Espero que el caso de Paola sea luz, que las madres se acerquen a sus hijas y que los colegios estén pendientes de lo que pasa, porque como madre, una confía en que al enviar a su hija al colegio va a estar segura.

¿Qué hay que cambiar en el sistema educativo?

En los colegios tiene que haber responsabilidad y las personas que trabajan en las escuelas deben apoyar a las niñas, no hablar mal de ellas. El sistema educativo todavía debe sanearse para que esto no vuelva ocurrir.

¿Siente como un triunfo que la Corte IDH revise el caso?

Foto de Sistema Grana (31076787)

Caso Paola Guzmán: Ecuador pide perdón, pero no acepta responsabilidad

Leer más

Me siento satisfecha de haber llegado a esa instancia, ya que en mi país no conseguí avances. Acá en Ecuador tuve que ir a la Fiscalía, al juzgado... y al final no se hizo nada. Quiero que se haga justicia por el nombre de mi hija, que se entienda que ella fue la víctima. Ahora me siento más tranquila, porque puede ser que salgan bien las cosas, pero todavía hay que ver qué pasa.

Una de las medidas de reparación solicitada por la defensa es incluir la educación sexual en planteles educativos. ¿Considera que sería un avance?

Estoy de acuerdo. Es importante hablar de estos temas con los chicos, para que aprendan y conozcan. Eso podría ayudarlos a reconocer qué es y qué no es normal.

¿Qué le diría a otras madres que buscan justicia?

En ese momento se nos destruye la vida, pero hay que sacar valor, seguir adelante y luchar por nuestras hijas. A veces yo ya no quería seguir, pasé por un abogado tras otro. Pero luego me encontré con el Cepam, que me guió en lo legal y han sido un apoyo, con cariño y paciencia. El apoyo es fortaleza. Y la fuerza también viene de mi hija: como ella me dijo en la carta, desde el cielo nos está cuidando a mí y a su hermana.

EL CONTEXTO

El 28 de enero de 2020 se celebró la audiencia del caso Paola Guzmán en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) contra el Estado ecuatoriano. Es el primero de abuso sexual en el ámbito educativo que llega a esa instancia y puede sentar un precedente para toda la región. La sentencia se espera en un año.