Menores de 15, los mas propensos a ahogarse

  Actualidad

Menores de 15, los mas propensos a ahogarse

Los niños y adolescentes lideran las estadísticas en muertes por ahogamiento

Espera. Los familiares de los menores permanecían en el muelle mientras los buzos buscaban los cuerpos.

Exceso de confianza, desconocimiento o simple influencia de amigos son las razones más comunes por las que niños y adolescentes menores de 15 años suelen lanzarse a jugar o a bañarse al río, estero o canal de riego.

Y es que ese es el rango de edad en el que se han detectado más casos de muertes por ahogamiento en la Zona 8. Así lo explica el mayor Thelmo Pesántez, jefe del Grupo de Operaciones Especiales (GOE).

“Según las estadísticas, la mayoría de los ahogados son menores de edad. Entre niños, y preadolescentes. Muchas veces el clima les anima a sumergirse en lugares donde no tienen conocimiento. Pese a las advertencias y pedidos de la policía y de varias instituciones para que no ingresen, lo hacen”, precisó el oficial.

Ese fue el caso de Pedro y Víctor, dos adolescentes que - la tarde del domingo- decidieron ir a bañarse en el río Babahoyo, por el lado del malecón de Durán (Guayas).

Según la madre de Pedro, o ‘Pepo’, como le decían de cariño, el menor regresó temprano de la casa de su abuela, pues había pasado la noche en ese lugar. Cruzaron un par de palabras y ella se puso a cocinar. Esa fue la última vez que lo vio.

“Mi hija me dijo que unos amigos lo habían invitado el sábado a bañarse al río, pero ya me lo comentó cerca de las 12:00. Una hora después nos llegó la mala noticia”, dijo.

Según testigos, Pedro y Víctor habían estado bañándose con unos amigos durante varios minutos. Pedro y sus otros amigos salieron del río, pero Víctor no alcanzó. Empezó a sumergirse en el agua y gritaba por ayuda con desesperación. En ese momento Pedro se lanzó con ropa y zapatos para intentar salvarlo, pero ambos fueron arrastrados por la corriente. La policía y los bomberos llegaron al sitio, pero los menores ya se habían hundido.

Hasta el cierre de la edición, los buzos de GOE aún seguían en la búsqueda de los cuerpos.