Maria Teresa Guerrero: “Gano menos que antes, pero soy el triple de feliz”

  Actualidad

Maria Teresa Guerrero: “Gano menos que antes, pero soy el triple de feliz”

La popular María Teresa Guerrero visita su país de manera relámpago para promocionar un filme. La ‘Flaca’ dejó claro que no sería nuevamente empleada de un canal.

María Teresa Guerrero quien ha destacado en el mundo del deporte, la televisión y la publicidad, actualmente vive en Washington DC.

Luego de casarse con el estadounidense Danny Glick, hace casi cuatro años, María Teresa Guerrero fijó su residencia en Estados Unidos, en un inicio en Dallas, luego en Houston y actualmente en Washington DC.

Eso la obligó a despedirse de la pantalla chica, un medio al que según ella no volvería, a menos que sea algo puntual y que no le demande largas jornadas. La expresentadora de En contacto reveló esta y otras sorpresas durante nuestro encuentro en un hotel de Guayaquil con motivo del estreno del filme de Viviana Cordero, Solo es una más, que ella protagoniza.

Hiperactiva, acelerada y espontánea es como si el tiempo no hubiera pasado en esta deportista ganadora de varias maratones dentro y fuera de Ecuador. Su imagen hoy se expande a productos comerciales que van desde una marca de champú hasta una línea de ropa que lleva su nombre. “Soy deportista, pero no estoy cerrada a las propuestas, lo que sí tengo claro es que no quiero volver a la televisión a menos que el proyecto sea por una semana.

Para el rodaje de la película viví quince días en Quito, pero ya había estudiado el personaje por algunos meses”, afirma la recordada actriz de Retazos de vida. Acota que no se ve como empleada de un canal y permanecer largas horas en un estudio.

“Ahora gano menos de la mitad, pero soy el triple de feliz. Es que no necesito mucho para serlo. Tengo un marido que me apoya, me escucha, me trata como una reina, viajamos como locos, qué más puedo pedir, nos entendemos”, expresa. Danny “no jode” y le acolita en todo. Juntos volarán la próxima semana a Escocia donde él correrá 50 millas en las montañas.

De las propuestas que recibió tras salir de Ecuavisa, confiesa que recibió muchas, pero casi ninguna la convenció a excepción de la cinta Solo es una más porque la sintió muy real. “Es una historia que tiene que ser contada, recuerdo que Viviana (Cordero) me sugirió leer el libreto cuando justo yo iba a participar en octubre del año pasado en el Mundial de Ironman en Australia. En el avión lloré al leer la tercera página y le comuniqué a mi esposo que me iba a vivir a Quito en diciembre y mira ahora, ya estrenamos”.

Su permanencia en Ecuador en esta ocasión fue flash (tres días en el país), mañana vuela a Estados Unidos, pero generalmente lo primero que hace cuando llega al Puerto Principal es reencontrarse con sus amigos “Tenemos por costumbre ir a comer cangrejos, el boloncito donde Tere y una escapada a la playa”.

Descomplicada, frontal y de espíritu libre, María Teresa es franca cuando opina que la mejor temporada de la revista En contacto (Ecuavisa ) fue la que ella vivió junto a Diego Spotorno, Richard Barker y Úrsula Strenge, a quien considera una hermana.

“Siempre me da gusto verla y recordamos la época cuando llegamos a los 18 puntos de rating, algo que no se ha repetido ni lo he vuelto a ver en la programación matinal, así que me quedo con esa etapa de la revista, además teníamos contenido”. Finalizamos nuestro encuentro, pero no hay tiempo para descansar. María Teresa se alista para atender a otro medio, es que como dice una vieja canción de Olé Olé, su vida ‘va a mil y no puede parar’.